© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

09/24/12 6:21 PM ET

Nada de rendirse en Anaheim

Angelinos aún creen que pueden llegar a clasificar este año

ANAHEIM - Faltando nueve partidos en la temporada regular-ninguno de ellos contra equipos delante de ellos-los Angelinos controlan muy poco al estar a 2.5 juegos del segundo comodín de la Liga Americana.

Dada esa situación, tal vez exista la mentalidad de que si el equipo de Anaheim termina fuerte, no estará decepcionado si termina corto de los playoffs, detrás de unos Orioles y Atléticos que simple y llanamente no aflojaron el ritmo.

Sin embargo, Jered Weaver no comparte ese sentimiento.

"Definitivamente, sería decepcionante", dijo el as de los Angelinos. "Si ves ese primer mes de la temporada, eso nos perjudicó. Jugamos bien después de eso, pero definitivamente creo que ese primer mes nos perjudicó. Estamos tratando de recuperar el terreno perdido."

Ese es el juego cruel que han jugado durante todo el año.

Luego de empezar con marca de 6-14 ante la mala racha del dominicano Albert Pujols y la ausencia de Mike Trout, quien estuvo en liga menor en ese trecho, los Angelinos jugaron un gran béisbol durante dos meses.

Sin embargo, luego del Juego de Estrellas, la tropa de Mike Scioscia perdió 22 de sus siguientes 36 partidos, en gran parte debido a un pitcheo bien por debajo. Pero después de eso, el equipo ganó 15 de 18 juegos para colocarse a medio juego de la clasificación a partir del 10 de septiembre.

Pero otra vez tropezaron, perdiendo seis de sus siguientes 10 choques para ponerse en peligro de no clasificar y provocar rumores de que el manager Mike Scioscia y hasta tal vez el gerente general Jerry Dipoto estaban en la cuerda floja.

Y ahora, luego de barrer a los Medias Blancas en una serie de tres juegos y un voto de confianza brindado a Scioscia y Dipoto por el dueño del equipo Arte Moreno, la montaña rusa de los Angelinos parece ir hacia arriba otra vez.

"Pase lo que pase, vamos a luchar", dijo el jardinero veterano Torii Hunter. "Puedo garantizar eso-este equipo luchará hasta el final."

Son remotas las posibilidades de los Angelinos de clasificar. Pero con todo y eso, siete de los últimos nueve juegos de los Atléticos serán contra los punteros Rangers, así que queda esa esperanza.

Los Angelinos recibirán a los Marineros para tres partidos del martes al jueves. Luego estarán en Texas para el fin de semana y terminarán la campaña con tres choques en Seattle. Si hay algo en juego al final, Weaver podría abrir el último partido el 3 de octubre ante los Marineros y, en caso de ganar uno de los comodines, Zack Greinke podría lanzar ese juego de vida o muerte el día 5.

Claro, primero hay que llegar hasta ahí.

"Si jugamos como lo hicimos en esta serie (contra Chicago), creo que somos capaces de casi cualquier cosa", dijo el toletero de los Angelinos, Mark Trumbo. "Aún tenemos que hacer lo necesario, así que ahora es el momento de ese último empuje."

En Anaheim no han faltado las impresionantes temporadas personales. Pujols (.286 de promedio, 30 jonrones y 101 empujadas) está teniendo un año a la altura de su estándar, a pesar del mal comienzo. Mike Trout (.323, 28 HR, 46 bases robadas, 10.4 de WAR) ha maravillado a todo el mundo y es fuerte candidato a JMV. Weaver (19 victorias, EFE de 2.74, WHIP de 1.0) sigue dentro del debate del Cy Young. Hunter (.304, 15 HR y 84 CE) sigue produciendo. Y el cubano Kendrys Morales (.277, 22 HR y OPS de .801) está haciendo más de lo que mucha gente esperaba, luego de perderse casi dos años debido a dos cirugías en el tobillo izquierdo.

Son esos aportes-además del surgir del colombiano Ernesto Frieri, el poder de Trumbo en la primera mitad, el repunte del dominicano Erick Aybar en la segunda y la producción sin mucha "bulla" de Howard Kendrick-que le hace a uno preguntarse por qué los Angelinos no están en una mejor posición.

"Siempre habrá temporadas en que tratarás de ver dónde faltaron ciertas cosas", dijo Dipoto. "Pero sigo con la mentalidad de que falta algo en la temporada y que estamos en medio de la pelea. Tenemos todo el talento del mundo y pienso que aún hay posibilidades. Sé que cada uno de los muchachos en el clubhouse piensa lo mismo. Vamos a seguir luchando y haciendo las cosas que podemos hacer y controlando las cosas que podemos controlar.

"El béisbol es un juego curioso a veces", continuó el ejecutivo. "No quiero quitarle mérito a lo que han hecho los Orioles y los Atléticos, porque han tenido grandes campañas. Pero creemos en el talento que tenemos en el terreno y sé que los muchachos creen en sí mismos."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com