© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/12/2012 2:35 A.M. ET

Con voluntad de acero

Orioles de Baltimore, un equipo que rehúsa rendirse

NUEVA YORK - Cuando J.J. Hardy llegó a la caja de bateo en la primera parte de la 13ra entrada del Juego 4 entre los Orioles y los Yankees, llevaba de 17-2 en esta Serie Divisional.

Pero el cohetazo de doble que le conectó al derecho David Phelps para darle la ventaja definitiva a Baltimore borró cualquier falla anterior y le dio nueva vida a los Orioles, que empataron la serie 2-2 con una victoria por 2-1 el jueves por la noche en el Yankee Stadium.

El decisivo quinto partido será el viernes por la tarde en el Bronx.

"Todo el mundo venía batallando en nuestro equipo", dijo Hardy al referirse a las oportunidades que habían desperdiciado los Orioles no sólo en este partido, sino durante mucha de esta serie. "En este juego me decía que no tratara de hacer demasiado, pero eso no funcionó. Entonces, en ese (último) turno, me dije que tratara de hacer un poquito más, Afortunadamente pude levantar un batazo."

Abriendo el 13er inning frente a Phelps, el tercera base de ascendencia dominicana Manny Machado conectó doble. Luego de avanzar a la tercera con rodado a segunda de Nate McLouth, anotó la carrera de la victoria con el batazo de Hardy.

"Sólo trataba de embasarse de la manera que pudiera", comentó Machado sobre su último turno del partido. "En este equipo sólo hace falta un batazo, una situación para cambiar nuestro rumbo y arrancar. Fue algo bueno."

El "tubey" y anotada de Machado fueron parte de un juego sólido del novato de 20 años, quien además de su batazo clave hizo varias jugadas impresionantes en la tercera almohadilla.

"Manny tuvo una noche bien buena", dijo el manager de los Orioles, Buck Showalter. "Estoy orgulloso de él."

STROP, TREMENDO EN SU DEBUT DE PLAYOFF
Estuvo brillante el relevo de los Orioles en este partido. Luego de 5.2 buenas entradas del abridor Joe Saunders, quien permitió una sola carrera, el bullpen de Baltimore tiró 7.1 ceros para así frenar por completo al ataque Yankee.

Entre las tantas buenas actuaciones del relevo se destacó la del dominicano Pedro Strop. El derecho, haciendo su debut en playoffs, pitchó dos innings impresionantes en blanco, permitiendo un solo hit y ponchando a uno para adjudicarse la victoria. El diesto de 27 años alcanzó las 96-97 millas por hora de manera consistente, amarrando los bates de Nueva York.

"Fue bueno ver eso, que él saliera y lanzara así", expresó Hardy. "Tenía un tiempo sin tirar (desde el 3 de octubre) y con todo y eso exhibió el mismo material que tuvo durante todo el año. Fue tremendo."

ORIOLES, MAESTROS DE LOS JUEGOS APRETADOS
Contra la pared, los Orioles una vez más lucharon hasta el final para sacar una victoria apretada. Con su triunfo del jueves. Baltimore lleva marca de 31-10 en partidos decididos por una sola carrera y 17-3 en extrainnings, incluyendo esta postemporada.

Además, la tropa de Buck Showalter tiene 7-4 este año en el Yankee Stadium, donde no se han visto intimidados para nada.

"Hemos estado en esas situaciones mucho en esta temporada", dijo Hardy. "Fue intenso. Sabíamos que teníamos que ganar este partido y nos manejamos bastante bien."

Y por supuesto, los Orioles venían de una derrota bien difícil en el Juego 3, cuando dejaron escapar una ventaja en el noveno inning y perdieron en 12 entradas.

"Les tengo mucho respeto a mis muchachos y el nivel al que han elegido jugar", dijo Showalter. "Es difícil hacer lo que ellos hacen, pero eso es lo que los separa del montón."

En Baltimore ha habido drama todo el trayecto, con más finales felices que infelices. Ahora falta por lo menos un reto más en el Juego 5 del viernes.

"Es postemporada, hora cero", dijo Machado. "No hay nada mejor que eso."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com