© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/12/12 4:23 PM ET

Otra oportunidad en octubre

Viaje de regreso a la SC fue especial para Prince Fielder

OAKLAND - Prince Fielder no olvidará esta victoria.

Siempre recordará la forma en que sus compañeros coreaban "guantes y zapatos, guantes y zapatos" a la hora de ingresar al victorioso clubhouse visitante en el Coliseo de Oakland tras eliminar a los Atléticos con una blanqueada de 6-0 en el Juego 5 de la SDLA e inmediatamente guardar esos dos preciados artículos para que no se mojaran.

El olor a champaña nunca le sintió mejor a Fielder y el sabor de la victoria nunca fue tan satisfactorio.

Y nadie, ni Coco Crisp, ni el cubano Yoenis Céspedes, nadie, iba a robarle este gran sentimiento al cañonero de los Tigres. No en esa noche, y especialmente no con sus hijos Jadyn y Haven a su lado.

La Triple Corona pudiera ser de Cabrera pero la noche le perteneció a Prince y a sus pequeños en una celebración que se venía cocinando desde hace un año. En octubre del año pasado, Fielder, entonces aspirante a la agencia libre y sus compañeros de los Cerveceros fueron eliminados en la SCLN por los Cardenales en seis juegos. Esa derrota puso bien triste al toletero, quien sabía que sus días en Milwaukee habían terminado.

Pero el jueves, Fielder era el hombre más feliz junto a sus hijos, quienes esperaron este momento con ansias. Era hora de celebrar para la familia Fielder.

"De lo único que hablan es de esta victoria", dijo Fielder. "Querían festejar y bañarse en champaña. Estoy contento por haberles dado al menos un triunfo más".

Los Tigres se preparan para disputar la Serie de Campeonato de la Liga Americana y Fielder es una gran razón para ello. Los números del cañonero en la SDLA no fueron para destacar - finalizó con promedio de .190, un jonrón y dos producidas en cinco partidos - pero las estadísticas tenían poco significado en el clubhouse ganador.

Fielder y el resto de sus compañeros se encuentran a ocho victorias de celebrar un titulo de Serie Mundial y eso es lo único que importa ahora. Después de todo, ganar un anillo es una de las razones por las que el primera base firmó un contrato por nueve años y $214 millones con los Tigres. Jugar junto a Verlander y Cabrera también fue un factor para tomar la decisión de ir a Detroit.

"Prince ha caído muy bien en este equipo. Su bate ha sido clave en la parte gruesa del lineup", dijo el gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski. "Es un bateador que produce carreras y juega todos los días. Contamos con el mejor 3-4 de zurdo y derecho en el orden al bate en todo el béisbol y ha hecho exactamente lo que espirábamos de él".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com