© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/19/12 12:24 PM ET

S.F. contra la pared tras caer en el Juego 4

SAN LUIS -- Una victoria más y los Cardenales tendrán de nuevo la oportunidad de acudir a la Serie Mundial tras haber llegado a los playoffs con el boleto comodín.

Adam Wainwright lanzó pelota de cuatro imparables en siete entradas y San Luis apaleó 8-3 el jueves a Tim Lincecum y a los Gigantes de San Francisco para tomar ventaja de 3-1 en la serie por el campeonato de la Liga Nacional.

Los Cardenales, campeones defensores de la Serie Mundial, pueden lograr su segundo banderín consecutivo habiéndose clasificado con el comodín si ganan el viernes en casa el quinto partido. Lance Lynn enfrenta al zurdo Barry Zito de los Gigantes.

En caso de vencer, los Cardenales volverían a enfrentar a Detroit en la Serie Mundial como lo hicieron en 2006.

"Tenemos que acabarlos mañana", dijo Wainwright.

Matt Holliday, Jon Jay y el puertorriqueño Yadier Molina remolcaron dos carreras cada uno al encabezar una explosión de 12 hits, luego de que el equipo bateó apenas .198 en los tres primeros encuentros contra San Francisco.

"(Los Gigantes) estuvieron de espaldas a la pared contra los Rojos y ganaron tres en fila, así que aún nos espera mucho por delante y esta serie de ninguna manera ha terminado", dijo Holliday.

Lincecum fue vapuleado con cuatro carreras en cuatro entradas y dos tercios en su primera apertura de postemporada desde que se llevó el partido que le dio la Serie Mundial sobre Texas en 2010.

El dos veces ganador del Premio Cy Young consiguió la oportunidad debido a un relevo impecable en la primera parte de la postemporada, pero volvió a lanzar como en la campaña regular, en la que se fue de 10-15 con una efectividad de 5.18.

Wainwright fue un gran animador del equipo mientras convalecía de una cirugía en su codo de lanzar durante la inverosímil campaña de los Cardenales del año pasado, en la que se llevaron el título después de conseguir el boleto comodín en el último día de la temporada regular para luego sorprender a los favoritos Filis, Cerveceros y Rangers y darle al manager Tony La Russa la oportunidad de retirarse a lo grande.

Con el manager novato Mike Matheny, los Cardenales --que sumaron 88 triunfos-- fueron también el ultimo equipo en clasificar este año. Y, una vez más, han ido mejorando su juego paulatinamente.

Wainwright remontó de una mala salida en el quinto encuentro de la serie divisional en la Nacional contra Washington. Ponchó a cinco y no dio pasaportes en su primera victoria de postemporada como abridor.

"Fue una gran motivación", afirmó. "Sé que soy lo suficientemente bueno como para lanzar en la postemporada... para darle (al equipo) un juego de calidad, una salida de calidad. La vez pasada no lo hice, pero sabía esta noche que si tan sólo creía en mí mismo y salía afuera y ejecutaba los lanzamientos estaría en buena forma".

El único problema que tuvo fue cuando Hunter Pence bateó su primer jonrón de la postemporada y registró su primera remolcada. Su tablazo en la segunda entrada recorrió 451 pies y llegó hasta las gradas de los jardines izquierdo y central para reducir a 2-1 la ventaja de los Cardenales.

Ahora, tras apuntarse 14 triunfos, Wainwright está cerca de su primera Serie Mundial como titular desde que ponchó a Brandon Inge como cerrador suplente en sustitución del lesionado Jason Isringhausen en ese partido decisivo sobre los Tigres en 2006.

Apenas a los 12 lanzamientos del encuentro del jueves, los Cardenales ya tenían dos imparables y la delantera. Lincecum recibió la visita en la loma del entrenador de lanzadores Dave Righetti. Jay abrió la primera con sencillo, Matt Carpenter recibió boleto en cuatro ofrecimientos y Holliday pegó por el centro el sencillo de la ventaja. Allen Craig aportó un globo de sacrificio.

"He estado trabajando en mi swing y me sentí más cómodo esta noche", dijo Holliday. "Pude recibir algunos buenos lanzamientos y pegarles duro con buenos resultados; eso siempre alienta la confianza".

Por los Cardenales, el puertorriqueño Molina de 4-2 con una anotada y dos empujadas.

Por los Gigantes, el puertorriqueño Angel Pagán de 4-2. Los venezolanos Marco Scutaro de 4-2 con una anotada, Pablo Sandoval de 4-1 con una anotada y dos impulsadas, Héctor Sánchez de 4-0 y Gregor Blanco de 3-0. El dominicano Joaquín Arias de 2-0.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com