© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/28/12 1:51 PM ET

Scherzer tratará de prolongar año de Tigres

DETROIT -- A la hora de hablar de su primera apertura en una Serie Mundial, el derecho Max Scherzer no recurrió al cliché de que "es sólo otro juego".

"Esta es una apertura para toda la vida", dijo el derecho de los Tigres, quien se subirá a la lomita el domingo para el Juego 4 de la Serie Mundial contra los Gigantes, tratando de ayudar a los Tigres a evitar una barrida contra San Francisco. "Cada juego que lanzas en la Serie Mundial es de ganar sí o sí. ¿Qué mejor oportunidad que la que tengo ahora?"

Scherzer, de 28 años, combina una recta potente con un buen cambio de velocidad y un slider para ser un pitcher formidable cuando está bien de su comando.

En el 2012 tuvo la mejor temporada de su carrera, con marca de 16-7, efectividad de 3.74 y 231 ponches en 33 aperturas y 195.0 innings. Fue el líder de la Liga Americana en abanicados por cada nueve entradas con 11.74, además de terminar segundo en la liga en ponches, detrás de su compañero Justin Verlander.

La segunda mitad de la campaña fue cuando Scherzer finalmente empezó a parecerse al lanzador que todo el mundo había visualizado cuando el diestro subió a Grandes Ligas en el 2008 con los Diamondbacks. Empleando de manera brillante su repertorio y con un mejor control, tuvo récord de 8-2 y promedio de carreras limpias de 2.69 después del Juego de Estrellas.

"Tuve problemas en la primera mitad y luego tuve muy buena segunda mitad", dijo Scherzer. "Para mí, algo empezó a caer en su lugar en mayo o junio, y desde entonces he estado afinado con la localización de la recta.

"Puedo localizar mejor la recta y eso prepara los otros pitcheos", continuó. "Por eso es que creo que últimamente me he visto bien."

Los éxitos de Scherzer han seguido en la postemporada. A pesar de sufrir algunos dolores en el hombro de lanzar y perderse una salida en septiembre, el derecho tiró dos buenos partidos por Detroit en las primeras rondas de los playoffs.

Su última apertura fue el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, en el que permitió una sola carrera y dos hits en 5.2 entradas. Ponchó a 10 bateadores para adjudicarse la victoria y ayudar a los felinos a completar una barrida de los Yankees.

En total Scherzer lleva 1-0 con efectividad de 0.82 (una carrera limpia permitida en 11.0 epidodios) con 18 ponches y sólo cinco hits concedidos.

Ahora Scherzer se prepara para lanzar en el Clásico de Otoño. Aunque no trata de minimizar la magnitud de la situación, tampoco va a dejar que el gran escenario cambie su enfoque.

"Ya he gozado el momento", dijo. "Es una gran experiencia ser parte de la Serie Mundial.

"Pero (el domingo) será toda seriedad. Saldré a competir y ganarle a los Gigantes. Tendré un plan de ataque y trataré de ejecutar lo mejor posible."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com