© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/29/12 2:21 AM ET

Cuadrangular de Cabrera no fue suficiente

DETROIT, Michigan-- Miguel Cabrera permaneció inmóvil en el plato y observó pasar de largo un último lanzamiento: el tercer strike que puso fin a la temporada de Detroit.

El primer ganador de la Triple Corona desde 1967 les había dado a los Tigres un pequeño rayo de esperanza con un jonrón de dos carreras en el tercer inning, pero fue insuficiente. En esta serie, nada de lo que Detroit hizo en el plato fue suficiente.

"No pudimos encontrar el juego de nosotros. No sabíamos hacer los buenos rallies y hacer las carreras. Se nos fue la confianza completamente. Ahí estuvo la diferencia de la serie", dijo Cabrera.

El venezolano se ponchó mirando la pelota en el décimo episodio el domingo por la noche, el último out en la derrota de los Tigres por 4-3 ante San Francisco en el cuarto partido de la Serie Mundial. Los Gigantes completaron una barrida en cuatro encuentros para embolsarse su segundo campeonato en tres años, con lo que pusieron fin a la maravillosa campaña de Cabrera y al intento más reciente de Detroit de ganar su primer título desde 1984.

Después de haber sido blanqueados en el segundo y el tercer juego y de quedar abajo en la pizarra pronto en el último partido, al fin los Tigres lograron organizar una remontada. La línea de dos anotaciones de Cabrera, impulsada también por el viento, puso a Detroit arriba 2-1, la primera vez en la serie en que iba ganando un encuentro. Cuando Buster Posey les dio a los Gigantes una ventaja de 3-2 con un cuadrangular en el sexto inning, Detroit empató de inmediato en la parte baja del capítulo gracias a un vuelacercas solitario de Delmon Young.

Pero eso fue todo.

Los Tigres no pudieron anotar de nuevo, y el cacareado grupo de toleteros a la mitad de su orden al bate guardó silencio. Después de una base por bolas para abrir la octava entrada, Cabrera, Prince Fielder y Young se poncharon uno tras otro, esparciéndose el presentimiento de que una carrera más de San Francisco definiría el partido.

El venezolano Marco Scutaro se encargó de proporcionarla, al pegar un sencillo que envió al plato la carrera que rompió el empate en el décimo inning.

"Es desafortunado, pero hicimos el mayor esfuerzo posible", afirmó Fielder. "Jugamos buena pelota, pero ellos simplemente nos vencieron. Tuvimos una gran temporada para llegar a los playoffs, y jugamos bien para arribar a la Serie Mundial. Uno simplemente no escribe su propio guión".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com