© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

10/31/12 10:23 PM ET

Con balance positivo

Mike Matheny ve como exitoso su primer año como piloto

SAN LUIS -- Hace un año Tony La Russa anunció que se retiraría después de 16 campañas como dirigente de los Cardenales.

Esa decisión generó, después del shock, una búsqueda que terminó en la selección de Mike Matheny como el sustituto de La Russa. Tras la contratación surgió una variedad de reacciones. Algunos cuestionaron la decisión de contratar a alguien sin experiencia como manager. Otros elogiaron el nombramiento, destacando los vínculos de Matheny con la organización y su reputación como un respetado líder.

Un año después, pocos criticarían la contratación de Matheny. Guió a San Luis a una campaña de 88 victorias y un regreso a la postemporada. El club jugó 13 encuentros en los playoffs, llegando a una victoria de defender su título de la Serie Mundial.

"Ha hecho un tremendo trabajo", manifestó el gerente general John Mozeliak poco después de que la temporada del 2012 concluyó. "El poder tomar el mando del equipo y tener el éxito que tuvo habla bien de él y su grupo de coaches, desde mi punto de vista. Lo digo especialmente tomando en cuenta los obstáculos que enfrentamos en mayo y junio. Pudo haberse ido cuesta abajo. En vez de eso, siguió con su plan, mantuvo la disciplina, avanzó y tuvo éxito".

Días después de caer en el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra los Gigantes, Matheny dijo que necesitaría un buen tiempo para reflexionar sobre su primera experiencia como piloto en la Gran Carpa. Parte de ese tiempo se lo pasará hojeando las tantas notas que escribió durante la temporada del 2012.

En aquellas páginas se encuentran párrafos, escritos por Matheny después de cada juego. El capataz se dio cuenta de que al escribir también podía crecer como capataz.

"Varias veces se trata solamente de registrar todo mientras está claro en mi mente", expresó Matheny acerca de su costumbre de poner sus pensamientos sobre el papel. "Comento cosas que hice que me ayudaron a tener éxito. Menciono cosas que no funcionaron y lo que estaba pensando".

Matheny lidió con una variedad de adversidadeds durante su primer año al mando, comenzando con la salida del inicialista dominicano Albert Pujols y del coach de pitcheo Dave Duncan. Apenas había comenzado marzo cuando los Cardenales se enteraron de que su as Chris Carpenter estaría fuera por un tiempo indefinido.

Fueron atacados por una ola de lesiones y varios de los jugadores afectados eran piezas claves. San Luis no pudo contar mucho con Lance Berkman ni Kyle McClellan. El mexicano Jaime García tuvo problemas en el hombro. Carpenter no regresó hasta septiembre; para aquel entonces, el dominicano Rafael Furcal ya había sufrido una lesión en el codo que le había dado fin a su temporada.

Y aunque el puertorriqueño Carlos Beltrán y Matt Holliday no entraron a la lista de incapacitados, tuvieron persistentes dolencias durante la temporada. Matheny señaló que estaba satisfecho con la manera en que el club logró superar los contratiempos.

"El equipo nunca perdió las esperanzas tras todos los problemas", indicó Matheny. "Parecía que mostraban lo mejor que tenían al enfrentar adversidades".

Matheny avanzó códomo en abril y comienzos de mayo, cuando el equipo arrancó con foja de 20-11 para encabezar la División Central de la Liga Nacional. Luego mantuvo al club unido durante un trecho difícil. El no poder producir con consistencia, y el no poder ejecutar en situaciones claves fueron los principales motivos de aquel bache.

Según Matheny, trabajarán para corregir aquellos aspectos en la próxima primavera.

El conjunto enderezó el barco a tiempo para asegurar el segundo Comodín del Viejo Circuito y llegar lejos en la postemporada. Y aunque no lograron la meta de repetir como campeones, fue suficiente para que Matheny considerara su primer año como un éxito.

"Al fin y al cabo, estoy de acuerdo con las evaluaciones que me han dado, que dicen que estos muchachos jugaron fuerte y fue divertido verlos en acción", agregó Matheny. "Fue emocionante. Estoy consciente de que los aficionados estuvieron decepcionados de que no llegaramos más lejos, y nosotros también nos sentimos así. Estuvimos a punto de lograrlo. Pero debes dar todo lo que tienes y ver cómo resulta todo".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com