© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

11/02/12 3:02 PM ET

Entre talento y riesgo

Josh Hamilton representa un caso único en la agencia libre

Que empiece el "Derby de Josh Hamilton". La idea de "alto riesgo/gran compensación parece perfecta a la hora de describir esta situación.

Con el inicio del mercado libre del 2012-13, inevitablemente habrá mucha atención sobre Hamilton, el mejor jugador de posición disponible. El toletero, quien acaba de completar cinco brillantes temporadas con los Rangers, es sin dudas un pelotero de las cinco herramientas del béisbol. En un buen día, puede ser el mejor jugador del mundo.

Pero Hamilton es un ser humano. Es probablemente más humano que el modelo que quisiera ver el gerente general promedio que busque procurar sus servicios. Tiene un historial de abuso de drogas. Aunque la gran mayoría de esas actividades pertenecen al pasado distante, es noticia cada vez que Hamilton sufre un tropezón en ese sentido.

Más allá de eso, lo que más preocupa a los potenciales equipos de Hamilton es un patrón de lesiones. Una sola vez ha jugado el jardinero en más de 150 partidos en una temporada, que fue en el 2008. Cumplirá los 32 años en mayo, así que no se puede afirmar que las mejores campañas de su carrera pertenezcan al futuro.

Además, la recta final de Hamilton no fue su mejor momento. Se perdió cinco de seis juegos de una gira crucial de los Rangers debido a un problema de la vista, algo que el mismo pelotero atribuyó a un consumo excesivo de cafeína.

Hamilton se ponchó en 18 de sus últimos 42 turnos de la campaña regular. En el último partido, cometió un error en el jardín central que le permitió a Oakland tomar la ventaja. Los Atléticos ganarían dicho encuentro para quitarle el título del Oeste, algo que obligó a Texas a jugar en el partido del comodín. En ese choque, Hamilton se fue de 4-0 en una derrota ante los Orioles que le puso fin a la temporada de los Rangers.

A pesar de su bajón en la recta final, Hamilton terminó con 43 jonrones y 128 empujadas en 148 encuentros, números que lo colocaron en el segundo lugar de ambos departamentos en la Liga Americana, detrás del venezolano Miguel Cabrera-ganador de la Triple Corona de bateo. Hamilton también estuvo segundo en slugging (detrás de Cabrera) con .577 y quinto en OPS (porcentaje de embasarse más slugging) con .930.

En el pasado, la producción de Hamilton ha pesado más que su falta de durabilidad. Fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2010, cuando tuvo promedio de .359, porcentaje de embasarse de .411 y slugging de .633. Su valor no pudo disputarse, a pesar de que participó en apenas 133 juegos. Y el hecho de que se lesionó al chocar con una pared fue una buena muestra de su estilo como pelotero.

En esa temporada, más el 2011, Hamilton fue parte íntegra de un equipo de Texas que fue campeón de la Liga Americana. Mientras Hamilton ayudaba a los Rangers a ganar, subía la percepción de su valor.

El equipo de Texas creó un ambiente cómodo para Hamilton, quien ha expresado en repetidas ocasiones que su preferencia sería seguir en Arlington. Por ese motivo, el guardabosque ha dicho que los Rangers recibirían la primera oportunidad de procurar sus servicios.

Sin embargo, dicha oferta fue declinada por el equipo. El gerente general Jon Daniels dijo que Texas aún estaba interesado en quedarse con Hamilton, pero que no estaba dispuesto a hacer una oferta antes de abrirse el mercado libre.

"Creo que él va a probar el mercado y luego volver a nosotros", dijo Daniels. "No se ha cerrado ninguna puerta. También somos realistas a la hora de ver las posibilidades de un estelar volver a su equipo cuando llega a la agencia libre. Creo que tenemos que prepararnos para ambas posibilidades. Pero no hemos cerrado ninguna puerta.

Entonces, no han faltado conjeturas y especulaciones en torno al futuro de Hamilton. Por ejemplo, los Cerveceros han sido mencionados en muchos rumores. Pero Milwaukee encabezó las Grandes Ligas en carreras anotadas en el 2012. Su problema fue el bullpen, además de que dos de sus abridores de la rotación del Día Inaugural de este año tienen que reemplazarse. Dadas esas circunstancias, los Cerveceros no lucen como un destino lógico para Hamilton.

La Liga Americana probablemente sea más realista para Hamilton, ya que un juego ocasional como designado lo protegería un poco de las lesiones. Algunos de los equipos con los recursos para hacerle una buena oferta a Hamilton están reconstruyendo o parecen estar ya completos en los jardines como peloteros caros.

Pero se necesita un solo club para hacerle la clase de oferta que el talento de Hamilton parecería exigir-unos cinco años y más de US$100 millones.

Ahora bien, el dilema de cualquier equipo interesado en firmar a Hamilton es éste: Su talento hace el argumento a favor de un mega-contrato. Pero su historial dice otra cosa.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com