© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

11/24/12 5:32 PM ET

Nuevos horizontes, ¿mejores resultados?

Cambiar de ambiente beneficia a algunos jugadores

La contratación de Ryan Ludwick por los Rojos en febrero no acaparó muchos titulares. El club simplemente se estaba tomando un riesgo pequeño con la esperanza de que al veterano aún le quedara algo en el tanque.

Pero agregar a Ludwick resultó ser uno de los mejores movimientos del invierno pasado, ya que guardabosque prosperó lejos de Petco Park de San Diego y bateó para .275 con 26 jonrones por los campeones de la División Central de la Liga Nacional.

Los Medias Rojas tuvieron la misma suerte en el 2012 con Cody Ross, mientras que la contratación de Nate McLouth después de que Pittsburgh lo dio de baja a mediados de la temporada resultó ser una de las grandes sorpresas de los Orioles. Tras ser canjeado de los Rockies a los Reales, la efectividad de Jeremy Guthrie mejoró más de tres puntos, lo cual ya le ha rendido dividendos; el derecho firmó hace unos días con Kansas City por tres años y US$25 millones.

En cada uno de esos casos, los jugadores se beneficiaron de un cambio de ambiente y registraron los números de los cuales sus nuevos equipos los creían capaces.

Ludwick, Ross, McLouth y Guthrie son algunos ejemplos de la campaña del 2012 que demuestran como un traspaso a otro equipo puede ser un nuevo comienzo para un jugador. Este año, una vez más habrá equipos en busca de peloteros que se espera puedan recuperar la forma, alcanzar su potencial o simplemente mantenerse sanos.

Entre los nombres más interesantes está el de Jason Bay, a quien le fue muy mal con los Mets, con quienes firmó por cuatro años y $66 millones antes de la temporada del 2010. Su producción ofensiva en Nueva York fue tan decepcionante -- bateó .apenas .234 con 26 jonrones en 288 partidos - que Bay y el club rescindieron su contrato, al cual le quedaba un año y $21 millones.

Tratándose de un tres veces seleccionado al Juego de Estrellas que firmará a buen precio, de seguro habrá un equipo que apueste por su desempeño de antaño y le dé un contrato a Bay.

Al otro lado del espectro está B.J. Upton, uno de los agentes libres más codiciados de esta temporada baja. Viene de conectar 28 jonrones, la mejor marca de su carrera en una temporada, y se ha demostrado capaz de rendir en la postemporada. Pero el jardinero ha bateado por encima de .250 en apenas dos de las últimas seis campañas.

Grady Sizemore, de 30 años de edad, busca mejorar, pero de otra manera. Hace algunos años, a Sizemore se le consideraba uno de los peloteros jóvenes de más promesa, pero durante las últimas cuatro temporadas, las lesiones lo han entorpecido. De hecho, no vio acción en el 2012. De estar en salud, el recuerdo de las temporadas del 2006 al 2008, trecho en el cual Sizemore bateó para .279 con porcentaje de embasarse de .380 y slugging de .499, podría hacerlo muy atractivo.

Dos ex miembros de los Tigres también están entre los jugadores que podrían beneficiarse de un cambio de ambiente. El dominicano agente libre José Valverde perdió su puesto como cerrador durante la postemporada, pero sumó 49 rescates en el 2011. Ryan Raburn, quien fue dado de baja por Detroit hace poco, bateó apenas .171 este año tras registrar promedio de .274 con 45 jonrones del 2009 al 2011.

Ambos desataron la ira de la afición de Detroit, pero podrían beneficiarse de un nuevo comienzo en otra ciudad.

Otro agente libre ya sabe lo que un traslado puede significar para una temporada y para el futuro de un jugador. El año pasado, Kevin Youkilis fue canjeado a los Medias Blancas por Boston, donde estaba a mal con el ex capataz de los Medias Rojas, Bobby Valentine.

Aunque Youkilis no volvió al nivel por el cual fue seleccionado al Juego de Estrellas, bateó .236 en Chicago comparado con .233 en Boston, y tuvo suficientes batazos oportunos como para que Chicago lo quiera retener.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com