© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

11/28/12 6:00 PM ET

El camino más viable en Queens

Leach: Canjear a David Wright es lo mejor para los Mets

NUEVA YORK - Es fácil comprender el afán de los Mets por firmar a David Wright a un enorme contrato a largo plazo. El camino menos doloroso, el más fácil, es hallar la forma de que Wright sea un Met de por vida, cueste lo que cueste en años y dólares.

Pero uno no se convierte en gerente general de Grandes Ligas tomando el camino más fácil. Ese puesto está reservado para personas capaces de tomar decisiones difíciles y hasta desgarradoras. Para los Mets, la opción inconcebible sería la correcta: Cambiar a su jugador más preciado ahora para poder seguir reconstruyendo el roster.

El valor de Wright jamás será más alto que en estos momentos. El antesalista viene de una de las mejores temporadas de su carrera, lo cual representa un repunte tras una campaña del 2011 frustrante y acortada por lesiones. Está bajo contrato por una temporada, lo cual es más atractivo para un club que adquirirlo antes de la fecha límite para traspasar jugadores sin que pasen por waivers y contar con sus servicios por poco más de dos meses.

Todo eso significa que los Mets nunca podrán recibir más a cambio de Wright que ahora mismo. Cada juego que dispute con un uniforme de Nueva York reduce su valor para otros equipos. De firmarlo, los Mets lo harían al precio más alto y, como regla general, siempre es mejor vender a un precio alto que comprar.

Eso no significa que sería fácil. Según varios informes, los Mets están haciendo todo lo posible por renovar el contrato de Wright, quien es el rostro de su franquicia. Wright bien podría ser el primer gran jugador que pasa toda su carrera en Queens.

Ese es un factor muy poderoso, especialmente para un equipo necesitado de buena voluntad. Wright es alguien a quien los aficionados de los Mets pueden considerar uno de los suyos y, lo cual es aun más importante tras la parta de José Reyes el año pasado. Sería muy doloroso para la afición verlo con otro uniforme.

Pero aun así, debe hacerse. Los Mets tienen un buen cuerpo monticular para el 2013 y los ingredientes para uno formidable en el futuro. Pero no tienen suficiente talento para que se les considere un contendiente legítimo para la próxima temporada y tampoco tienen suficientes prospectos en ligas menores como para saber cómo lucirá el próximo gran equipo de los Mets.

Retener a Wright no cambia el primero de esos dos problemas. Pero si lo traspasan, podría ser parte de la solución para el segundo. Tomemos como ejemplo la decisión de los Mets de enviar al boricua Carlos Beltrán a los Gigantes en julio del 2011 a cambio de Zack Wheeler. El valor de Wright este invierno, momento en el cual otro equipo podría adquirirlo por una temporada completa, es mucho más alto que el valor de Beltrán a mediados de la temporada del 2011.

A cambio de Wright, se supone, los Mets podría conseguir a varios bateadores jóvenes o una pieza para el lineup y más pitcheo. Tomemos como ejemplo algunos movimientos recientes. Cambiar a un estelar a quien le queda un año en su contrato antes de convertirse en agente libre ha sido lucrativo para algunos clubs.

Cuando los Rockies decidieron, después de la temporada del 2008, que no podían firmar a Matt Holliday, lo enviaron a los Atléticos a cambio del venezolano Carlos González y Huston Street. En el invierno del 2003, los Cardenales mandaron a J.D. Drew (y al receptor y utility cubano Eli Marrero) a los Bravos a cambio de Jason Marquis, Ray King y Adam Wainwright.

Los Mets estarían en su derecho de exigir a dos o más jugadores jóvenes prometedores, prospectos o ligamayoristas aún no elegibles para el arbitraje. Y ese tipo de cambio puede transformar a una franquicia necesitada de talento.

Es muy poco probable que los Mets hagan semejantes adquisiciones mediante la agencia libre. De hecho, el gerente general Sandy Alderson ha dejado claro que los Mets no pretenden hacer grandes contrataciones en esta temporada baja. Por lo tanto, el club tendrá que reforzarse por medio de los drafts, el desarrollo y los canjes. Aun tratándose de canjes dolorosos.

Wright es un gran jugador, bastante durable, y tiene la reputación de ser un pelotero que hace las cosas como es debido. Todas esas cualidades lo hacen popular con los fans y por lo tanto difícil de canjear. También lo hace la pieza más valiosa que tienen los Mets para realizar un canje que podría catapultarlos a la cima de la Liga Nacional. Traspasar a Wright no sería agradable, pero sería lo correcto.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com