© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/06/12 3:25 PM ET

A merced de los "achaques"

Moore: A-Rod nos recuerda que Yankees son un equipo viejo

Ahora es la cadera izquierda. Hace tres años fue la cadera derecha de Alex Rodríguez que necesitó de una cirugía.

Ambas cosas nos dicen mucho tanto de los Yankees como de A-Rod, mientras el shortstop ex ganador del Guante de Oro ha pasado nueve años en el Bronx en los que ha tenido que brincar circunstancialmente a la tercera base luego como bateador designado de medio tiempo y hasta jugador de la banca en los playoffs.

Rodríguez y los Yankees están viejos.

Quiero decir, están realmente viejos.

Si estás al mando de los Yankees, deberías de saber que tu roster carece de chispa cuando tus jugadores jóvenes importantes ya no son tan jóvenes. Hablo de los peloteros de 32 años de edad como CC Sabathia y Mark Teixeira, otro de 31 años en Curtis Granderson y otro de 30 en el dominicano Robinson Canó.

Seré más específico acerca de la vejez que aqueja a los Bombarderos del Bronx. Por ahora, sólo diré que la directiva de los Yankees no ha tenido problema en tratar de competir en la peleada División Este de la Liga Americana con peloteros más viejos que muchos coaches a lo largo de Grandes Ligas, un par de gerentes generales y al menos un manager.

Ese manager es Mike Matheny de los Cardenales.

El capataz de San Luis tiene 42 años de edad. ¿Ven lo que les digo? Con un roster tan longevo, los Yankees no terminarán la próxima campaña levantando su 28vo trofeo de la Serie Mundial, pero ellos piensan lo contrario. De hecho, cortesía del alto mando de los Mulos que se rehúsa a gastar en grande durante el invierno por primera vez desde casi nunca, han decidido jugársela con sus veteranos. Lo que significa que tratan de convertirse en algo así como "La Pandilla de los Vejestorios".

Y otra cosa, ¿Qué tanto a subido Derek Jeter de peso?

De acuerdo con el New York Post, el capitán está tan gordo que el tabloide se atrevió a publicar en su portada una foto del supuesto sobrepeso del campocorto de los Yankees con el encabezado "Derek Eater" o "Derek el Tragón". El Post asegura que Jeter fue visto "comiendo como loco" en un restaurante mientras se recupera de una lesión en el tobillo que sufrió durante la postemporada.

Pero Jeter estuvo esta semana con el anfitrión de la cadena MLB Network, Harold Reynolds, y no lucía con sobrepeso. El capitán se vio delgado y en forma. Lucía como el Jeter de siempre, el mismo shortstop - razón por la que Rodríguez se vio obligado a mudarse a la antesala, a propósito - que jugó su 18va temporada en Grandes Ligas asemejando al candidato seguro al Salón de la Fama en el que se convertirá cinco años después de su retiro.

A sus 38 años de edad, Jeter no está muy lejos de colgar los spikes.

Uno pensaría que esa es una edad bien avanzada para jugar el campocorto, y ahora Jeter viene de una operación en su tobillo.

En cuanto a Rodríguez, tiene 37 años de edad, que también es una edad de dinosauro para un atleta profesional. Y, si usted piensa que Rodríguez y Jeter están cerca de firmar para algún club de la senectud, son unos chamacos comparados con otros en el roster actual de los Yankees.

Ahí tenemos a Raúl Ibáñez, por ejemplo. El cañonero zurdo pudiera regresar con los Yankees como bateador designado y jardinero de medio tiempo después de sus sorprendentes cuadrangulares la temporada pasada en los playoffs en contra de los Orioles y los Tigres.

Ibáñez tiene 40 años. Los mismos tiene Andy Pettitte, el abridor zurdo quien se retiró por una campaña antes de regresar a los Yankees este año.

Luego tenemos a Mariano Rivera, quien se perdió la mayor parte de la temporada pasada debido a una lesión seria en la rodilla. La lesión fue considerada por muchos como el final de su carrera, pero el panameño estará de regreso para otro año más como el taponero del equipo.

Rivera tiene 43 años de edad. En comparación, los Yankees se "rejuvenecieron" un poco en el pitcheo el otro día tras volver a firmar al japonés de 37 años de edad Hiroki Kuroda por un año y $15 millones para el 2013.

Luego está el jardinero Ichiro Suzuki, quien es agente libre. El japonés quiere regresar al Bronx, y si lo hace, no lucirá tan viejo en el clubhouse a sus 39 años-- no con Rivera, Pettitte e Ibáñez probablemente como sus compañeros.

Tras una prolífica carrera con los Marineros, Ichiro fue cambiado a media temporada a Nueva York, y el veterano prosperó. Durante un periodo en septiembre, el japonés bateó de 20-14. Tuvo promedio de .322 en 67 juegos para los Yankees.

Hiroki (16-11, 3.42 EFE) y Pettitte (5-4, 2.87 EFE en 12 salidas) también impresionaron la temporada pasada. Rivera es considerado como el mejor taponero de todos los tiempos, e Ibáñez tuvo una postemporada para el recuerdo, mientras que Rodríguez aún tiene 647 cuadrangulares de por vida y Jeter es Jeter.

Eso es suficiente para hacer que los altos mandos de los Yankees ignoren las abundantes canas entre ese grupo y se la jueguen - se la jueguen en grande.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com