© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/08/12 1:33 PM ET

Aliados, dentro y fuera del terreno

Pagán, Scutaro se influyeron mutuamente en negociaciones

SAN FRANCISCO - Durante sus respectivas negociaciones con los Gigantes, el boricua Ángel Pagán y el venezolano Marco Scutaro demostraron que lo que pasa dentro del terreno puede reflejarse fuera de éste.

Como si estuviesen colaborando en un bateo y corrido, Pagán y Scutaro, los mejores bateadores en el lineup de San Francisco, se mantuvieron en contacto, por mensajes de texto y llamadas, durante todo el proceso de negociación. Ambos deseaban seguir siendo compañeros de equipo en los reinantes campeones de la Serie Mundial.

"Le dije, 'Si tu firmas con los Gigantes, yo firmaré con los Gigantes", explicó Pagán el viernes, cuando él y Scutaro visitaron el AT&T Park para sus exámenes físicos.

"Estábamos tratando de permanecer aquí", dijo Scutaro, "pero queríamos ver qué oportunidades se nos presentaban".

Al final, fueron los Gigantes quienes le hicieron las ofertas más lucrativas y seguras a ambos. Según Pagán, San Francisco fue el primer club que le ofreció un contrato de cuatro años. El puertorriqueño no demoró en aceptar la oferta de US$40 millones el lunes.

"Yo esperaba que los Gigantes fueran los primeros en hacer una oferta", dijo Pagán, quien reconoció que le hubiese dado a San Francisco la oportunidad de igualar cualquier oferta de cuatro años.

"Los Gigantes eran mi prioridad número un", agregó el bateador ambidiestro, que tuvo promedio de .288 con 95 carreras, 38 dobles y 15 triples en el 2012.

Cuando fue el turno de Scutaro, éste se comportó como si hubiese estado en su puesto usual en el lineup de los Gigantes, bateando segundo detrás de Pagán. "Una vez que (Pagán) firmó, me dijo, "Quiero volver a jugar contigo", dijo Scutaro.

Los Cardenales de San Luis hicieron un intento por firmar a Scutaro, quien bateó .500 contra ellos para ser nombrado el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Consciente, a sus 37 años de edad, que este podría tratarse de su último contrato, Scutaro sintió que debió escuchar cuando los Cardenales le ofrecieron un acuerdo de dos años cuyo promedio de salario anual superaba lo que eventualmente recibió de San Francisco. Los Gigantes estuvieron dispuestos a agregarle una tercera temporada y $20 millones a su oferta, lo cual hizo la diferencia para Scutaro.

Scutaro dice sentirse agradecido por las "bendiciones" que llegaron a su vida desde que Colorado lo envió a los Gigantes, por quienes bateó .362 con 44 impulsadas en 61 partidos durante la temporada regular.

"Mirando hacia atrás a mis ocho años en ligas menores, mucha gente no esperaba que llegara a la Gran Carpa", dijo Scutaro. "Ahora estoy aquí, con 10 años en Grandes Ligas y un nuevo contrato".

Ahora Pagán y Scutaro tendrán mucho que demostrar en el 2013, temporada en la cual los Gigantes intentarán evitar la decepción que sufrieron en el 2011 tras coronarse campeones de la Serie Mundial la campaña anterior.

"Yo creo que entre mejor eres, más altas son las expectativas", dijo Pagán. "Sé que las expectativas va a ser muy altas y quiero darle lo mejor de mí a los fanáticos".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com