© 2012 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

12/29/12 10:00 PM ET

De la incertidumbre a la Serie Mundial

Los Tigres estuvieron a la altura de las expectativas en el 2012

DETROIT - ¿Recuerdan como, hace un año, se pensaba que jamás volveríamos a ver una temporada tan mágica como la que tuvieron los Tigres en el 2011?

¿Cuándo, nos preguntábamos, volvería Detroit a ganar un título divisional y tener en sus filas a un Jugador Más Valioso, ganador del premio Cy Young, campeón de bateo y autor de una Triple Corona en la misma campaña?

Los felinos estuvieron muy cerca de repetir todo eso en el 2012. No ganaron la Serie Mundial como se lo proponían, pero disputaron el Clásico de Otoño por segunda vez en siete años. No estuvo nada mal si tomamos en cuenta que Detroit tenía una desventaja de tres juegos en la División Central de la Liga Americana restando 15 partidos por jugar en la campaña regular.

Los Tigres superaron una lesión del venezolano Víctor Martínez en la rodilla izquierda, la cual estaba supuesta a devastar al equipo. El club se arriesgó al traer de regreso a un muchacho que Detroit había visto crecer. Justin Verlander manejó una temporada de grandes expectativas con aplomo y se creció justo cuando los Tigres más lo necesitaron.

Detroit gozó de una de las mejores temporadas por un bateador del club, pero se quedó corto del primer título de la Serie Mundial del club desde 1984.

5. Llega Prince Fielder

Los Tigres pasaron de anunciar la lesión que le puso fin a la temporada a Martínez a otorgarle el contrato más jugoso en la historia de la franquicia a Prince Fielder, hijo de Cecil Fielder, un ex ligamayorista recordado por sus años en Detroit. Dicho movimiento cambió por completo el curso de la temporada.

Fielder le dio un nuevo "look" al lineup de los Tigres con su poder y bateo inteligente. Por primera vez en su carrera, terminó con un promedio por encima de .300.

4. Max Scherzer sale adelante tras tragedia personal

Alex Scherzer no sólo era el hermano menor de Max, sino también su mejor amigo y confidente. Cuando Alex murió repentinamente en junio, la lomita se convirtió en un refugio para Max. Scherzer encabezó a los pitchers de la Gran Carpa en ponches durante casi todo el verano.

3. Verlander no aflojó tras temporada de ensueño

Verlander, ganador del Premio Cy Young y el Jugador Más Valioso en la Liga Americana en el 2011, no gozó de una racha dominante igual de larga que la que tuvo la temporada anterior, pero brilló en momentos cruciales para los Tigres. Salió airoso en cinco de sus seis aperturas en septiembre y se apuntó dos victorias contra Oakland en la Serie Divisional del Joven Circuito. El derecho no recibió galardón alguno por su labor, pero le faltaron unos votos para ganar el Cy Young por segundo año consecutivo.

2. Miguel Cabrera "coronado" por una de las mejores temporadas en la historia

En los cinco años que llevaba con los Tigres, Cabrera ya había ganado un título de bateo y terminado en el primer lugar en la Liga Americana en jonrones y remolcadas. En el 2012, logró las tras hazañas a la vez para completar la Triple Corona de bateo por primera vez desde que Carl Yastrezemski lo hizo in 1967. Del 1 de agosto en adelante, Cabrera tuvo promedio de .344 con 19 vuelacercas y 54 carreras producidas.

1. De posible decepción al Clásico de Otoño

Faltando apenas 15 partidos por disputar en la campaña regular, los Tigres tenían una desventaja de tres juegos en su división y su mánager se encontraba en el último año de su contrato. Los felinos ganaron 18 de sus siguientes 26 compromisos, incluso en la Serie Divisional y la Serie de Campeonato, antes de que se le acabara la gasolina en la Serie Mundial.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com