© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

1/8/2013 5:30 P.M. ET

Suspenso rodea a Cooperstown

Escala la intriga previo al anuncio del Salón de la Fama

A finales de noviembre, por 70ma ocasión, el voto de los cronistas de béisbol para la elección al Salón de la Fama de Grandes Ligas le fue entregada a los votantes. Esta vez, el nivel de intriga para conocer los resultados es quizás el más alto de la historia.

Este miércoles, el mundo del béisbol conocerá la verdadera postura de los votantes de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Estados Unidos (BBWAA, por sus siglas en inglés) en una de las votaciones más caldeadas y controversiales desde que los peloteros fueron elegidos por primera vez al llamado Templo de los Inmortales en 1936.

Los resultados para este 2013 serán anunciados en vivo a través de la cadena MLB Network y de manera simultánea en MLB.com a las 2 p.m. (Hora del Este) como parte de una presentación especial de tres horas que arranca al mediodía.

Con el siete veces ganador del trofeo al Jugador Más Valioso, Barry Bonds, y el siete veces ganador del premio Cy Young, Roger Clemens, entre una media docena de candidatos con excepcionales credenciales quienes son elegibles a ser considerados para el Salón por primera vez, el electorado tuvo muchas cosas que ponderar.

Particularmente con los dos debutantes de más peso, los votantes tuvieron que considerar el lugar que ocupa cada candidato en una era que se jugó bajo la sombra de las sustancias para mejorar el rendimiento físico - un enigma en años recientes que ha alcanzado un punto culminante en estas fechas.

A Bonds y Clemens se le unen en la papeleta Craig Biggio, el catcher Mike Piazza, el héroe de la Serie Mundial Curt Schilling y el cañonero dominicano Sammy Sosa para complementar una de las clases más profundas de peloteros elegibles al Salón por primera vez en la historia de la Gran Carpa.

La votación también incluye a ex peloteros remanentes que tienen la esperanza de acumular el 75% de los votos para ser exaltados a Cooperstown. Entre ellos se encuentran Jack Morris, Jeff Bagwell y Lee Smith, quienes finalizaron en segundo, tercero y cuarto detrás del ahora inmortal Barry Larkin en la votación del año pasado.

Morris, quien recibió el 66.7% de los votos el año pasado, se encuentra en su 14to de 15 años de elegibilidad límite para el voto. Jeff Bagwell alcanzó un 56% en su segundo año en la papeleta, y Smith recibió el 50.6% en su 10mo año.

Con todo eso en la mente de los votantes, la tensión es cada vez mayor de cara al anuncio de los resultados por parte del presidente del Salón de la Fama de Cooperstown, Jeff Idelson.

"Existe un tremendo interés en la votación de este año por la clase de peloteros superestrellas que la integran", expresó Idelson. "La votación de este año generó una serie de retos que los votantes tuvieron que considerar".

Los retos siempre han estado ahí. Pero este año es diferente.

En la papeleta de votación del 2013, varias hazañas que antes eran un boleto seguro para ingresar al Salón de la Fama -- 500 jonrones, 3,000 hits, 300 victorias - fueron representadas entre los jugadores elegibles por primera vez. Bonds y Sosa aportaron carreras de 600 o más cuadrangulares a la votación por primera ocasión, con Bonds a la cabeza de la lista de jonrones de todos los tiempos con 762. Biggio conectó 3,000 hits, todos ellos vistiendo el uniforme de los Astros. Clemens ganó 354 juegos en 24 temporadas.

Más allá de esos números avasalladores, Piazza es el líder de todos los tiempos en cuadrangulares para un receptor con 396, y Schilling ganó 20 juegos para dos equipos campeones de la Serie Mundial.

Las credenciales estadísticas de este grupo son impresionantes, por decir lo menos.

Pero el talento no fue todo lo que los votantes de la BBWAA tuvieron que considerar esta vez. Bonds y Clemens fueron juzgados por perjurio en tribunales federales debido a sus desmentidos de que se dopaban. Clemens salió bien librado, mientras que Bonds fue hallado culpable en 2011 de un delito menor por obstrucción a la justicia. Sosa no ha pasado por esos litigios legales, pero el diario The New York Times informó que el nombre del dominicano aparecía en una lista de peloteros que en 2003 dieron positivo.

Esta podría ser la octava vez y primera desde 1996 que la votación de los periodistas no resulta en la exaltación de un jugador. Cuando eso ocurrió por última vez, Phil Niekro, Tany Pérez y Don Sutton apenas rebasaron el 60%. Los tres lograron eventualmente sumar los votos suficientes en años posteriores.

Para ser exaltado al Templo de los Inmortales en Cooperstown se necesita al menos el 75% en la votación de los miembros de la BBWAA con 10 años consecutivos dentro de la organización. Se estima que más 600 periodistas emitieron sus votos.

Cualquiera que sean los resultados, esta es una elección al Salón de la Fama sin precedentes, y la tensión es cada vez mayor.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com