© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

1/9/2013 6:00 P.M. ET

Los resultados son mixtos

Transición del bullpen a la rotación tiene sus retos

A pesar de que ha habido varios ejemplos de ello en los últimos años, el manager de los Rojos, Dusty Baker, no tendrá un plan de acción infalible a la hora de dirigir la anticipada transición del cubano Aroldis Chapman a la rotación esta temporada.

De hecho, el 2012 nos demostró ambos extremos de dicha transición, la cual representa un gran riesgo, pero a la vez la oportunidad de cosechar una enorme recompensa.

A principios de la temporada del 2012, cinco relevistas jóvenes - Chris Sale de los Medias Blancas, Lance Lynn de los Cardenales, Jeff Samardzija de los Cachorros, el dominicano Neftalí Féliz de los Rangers y Daniel Bard de los Medias Rojas - se integraron a las rotaciones de sus respectivos equipos. Los resultados variaron; uno de ellos fue candidato al Premio Cy Young, otro fue enviado a Triple-A y un tercero sufrió una lesión que le puso fin a su temporada.

"Creo que todo el mundo quiere conocer el plan y un número firme en cuanto a las entradas se refiere", dijo el coach de pitcheo de Cincinnati, Bryan Price. "Lo comprendo. Es un punto de interés. Es un buen tema de discusión. Será un asunto debatible. Sea lo que sea que decidamos hacer, siempre habrá un punto de vista opuesto que considere que podemos hacer las cosas de una mejor manera. Tenemos que estar a gusto con nuestras decisiones, porque nuestra intención será aprovechar al máximo a Aroldis sin ponerlo en peligro".

Afortunadamente para los Rojos, la transición más productivo el año pasado la hizo Sale, cuyas circunstancias se asemejan a la de Chapman.

Sale, un zurdo que al igual que Chapman tira duro, se unió a la rotación de Chicago una temporada después de registrar 71 innings de labor como relevista. Chapman trabajó 71.2 entradas en el 2012.

Como abridor el año pasado, Sale tuvo marca de 17-8 con efectividad de 3.05 en 30 presentaciones, incluyendo 29 aperturas, y terminó en el sexto lugar en las votaciones para el Premio Cy Young de la Liga Americana. Su carga aumentó por 121 innings en comparación con el 2011.

El camino de Sale no estuvo libre de contratiempos. Tuvo molestias leves en el codo a principios de mayo por las cuales fue enviado brevemente al bullpen. Menos de una semana después, Sale regresó a la rotación y terminó con 192.0 entradas de labor. Ahora mismo, Sale se perfila como el mejor abridor de los Medias Blancas de cara al 2013.

Los Rojos esperan verse en una situación similar este año con Chapman, pero aun con todas las precauciones del mundo, aumentar la carga de un lanzador siempre es un riesgo para su brazo.

Tomemos como ejemplo el caso de Féliz, quien se unió a la rotación de los Rangers a sus 23 años de edad tras registrar un total de 72 salvamentos en 134 presentaciones del 2010 al 2011. Féliz registró marca de 3-1 con una efectividad de 3.16 en siete aperturas y una presentación como relevista, pero cayó en la lista de incapacitados con una lesión en el codo después de su apertura el 18 de mayo.

Dos meses después, el derecho experimentó dolores tras hacer tres aperturas de rehabilitación y tuvo que someterse a una cirugía Tommy John, motivo por el cual se perderá toda, o casi toda, la temporada del 2013.

Lynn, Samardzija y Bard no sufrieron lesiones, pero no todos obtuvieron los resultados anhelados.

Lynn fue seleccionado para el Juego de Estrellas por su primera mitad, aunque falló varias veces en agosto y osciló entre el bullpen y la rotación en la recta final. En total, hizo 29 aperturas y terminó con foja de 18-7 y promedio de carreras limpias de .378 en 176 innings.

Samardzija tuvo foja de 9-13 con efectividad de 3.81 en 174.2 entradas de labor. A diferencia de Lynn, el aumento de innings no lució afectar a Samardzija, quien tuvo promedio de carreras limpias de 2.58 en la segunda mitad, comparado con 4.71 antes del receso del Juego de Estrellas.

El que más dificultades tuvo con la transición fue Bard, quien tuvo marca de 4-6 y promedio de carreras limpias de 5.30 en 10 aperturas antes de ser enviado a Triple-A Pawtucket. Bard no volvió a la rotación en todo el año.

Dichos casos son sólo algunos ejemplos recientes de que lo podría suceder cuando los Rojos intenten convertir a Chapman en abridor.

Baker confía en que Chapman cumplirá sea cual sea su rol. La mayor preocupación, todo el año, será la salud del serpentinero.

"No tengo preocupación alguna con respecto a mi brazo", Chapman dijo por medio de un intérprete. "Desde que me enteré de esto, he estado trabajando y me he estado preparando para hacer lo que hacía antes. Nada ha cambiado".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com