© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/16/13 10:58 PM ET

¿Destinados a chocar en octubre?

Ya se puede imaginar una Serie Mundial Azulejos-Nacionales

Estamos en enero. Entonces, es el momento indicado para visualizar la Serie Mundial del 2013 entre los Azulejos de Toronto y los Nacionales de Washington.

Esto no es un pronóstico. No empiezo a cometer esos errores hasta finales de marzo. Pero sí es una posibilidad.

Los Nacionales fueron líderes en victorias en la temporada regular del 2012 con 98-y ahora han mejorado su roster. El martes pactaron con el relevista dominicano Rafael Soriano, para así solidificar un bullpen que ya contaba con dos cerradores legítimos.

Y claro, para la próxima postemporada Washington, en caso de llegar, permitiría al as Stephen Strasburg lanzar. Se puede hacer argumentos a favor de por lo menos siete equipos más como favoritos en la Liga Nacional, pero los Nacionales tuvieron la mejor efectividad colectiva de la liga y no hay indicios de que vayan a aflojar.

Mientras tanto, los Azulejos esencialmente han ganado la temporada baja. De manera astuta se aprovecharon de la venta masiva de talento de los Marlins para adquirir un enorme cantidad de talento.

Toronto salió de su cambio con Miami con una rotación bien mejorada y con un medio del cuadro mucho más sólido. Josh Johnson y Mark Buehrle llegaron para reforzar el cuerpo de abridores. El dominicano José Reyes mejora en grande el campo corto y debe de ser un primer bate bien dinámico. El quisqueyano Emilio Bonifacio aporta velocidad, confiabilidad defensiva y versatilidad.

Aparte de todo eso, los Azulejos adquirieron de los Mets al Cy Young de la Nacional en el 2012, el nudillista R.A. Dickey. Y además de Dickey, han llegado al equipo canadiense el venezolano Máicer Izturis y el dominicano Melky Cabrera.

Toronto tiene ahora un roster con un mínimo de interrogantes. No hay deficiencias obvias, aunque todo luce indicar que los Azulejos empezarán la campaña sin un cerrador probado. Por eso se les había mencionado en los rumores acerca de Soriano. Pero Washington le puso fin a esas especulaciones al pactar con el dominicano.

Hace dos años, una Serie Mundial Toronto-Washington era impensable. Ahora se puede plantear tal posibilidad sin que nadie se ría.

No se juega una Serie Mundial en Washington, la capital estadounidense, desde 1933, cuando jugaban allí los Senadores (ahora los Mellizos de Minnesota).

De su parte, Toronto no asiste a playoffs desde que el equipo ganó las Series Mundiales de 1992 y 1993.

Ahora bien, la perspectiva de ver al equipo canadiense jugar un Clásico de Otoño en la capital estadounidense podría servir para corregir un insulto efectuado en 1992.

Durante la Serie Mundial de aquel año entre los Azulejos y los Bravos, se exhibió al revés la bandera canadiense en el Fulton County Stadium de Atlanta.

Los canadienses que presenciaron este insulto nacional manejaron la situación con bastante dignidad. Ahora su bandera, exhibida correctamente, podría estar presente en el Clásico de Otoño de este año en el Distrito de Columbia, nuestra capital.

Ahora les toca a los Nacionales y los Azulejos convertir eso en realidad. No será nada fácil, pero estamos hablando de dos equipos que lucen preparados para cumplirlo.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com