© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/23/13 9:00 PM ET

Dispuesto a volver a la Ciudad de los Vientos

Sosa vería con buenos ojos una reunión con Cachorros

CHICAGO -- El ex Cachorro Sammy Sosa conversó durante 10 minutos con sus fans por medio del sitio web YouTube el miércoles. El dominicano tocó varios temas, entre ellos sus mejores recuerdos en Chicago, si considera que merece o no estar en el Salón de la Fama y su interés en reanudar su relación con la organización de los Cachorros.

A sus 44 años de edad, Sosa se mantiene ocupado con sus negocios, organizaciones benéficas y su academia de béisbol en la República Dominicana. El quisqueyano fue integrante de los Cachorros durante 13 temporadas, pero no ha regresado a los predios del equipo tras su partida en el 2004. Hace unos días, el propietario de los Cachorros, Tom Ricketts, expresó que espera que Sosa y el club limen asperezas en algún momento. Sosa está de acuerdo.

"No tengo inconveniente con eso", dijo Sosa. "Ellos saben dónde estoy. Considero que si me quieren encontrar tienen que dar el paso y llamarme. Cuando tengan la oportunidad de comunicarse conmigo y quieran reunirse conmigo, sabrán que aquí estoy".

A Sosa también le preguntaron si le gustaría ser coach en algún momento. Al principio se rio y dijo que no, pero después manifestó que podría estar interesado en regresar al terreno.

"Quizás en el futuro, cuando tengamos la oportunidad, quizás en Chicago otra vez algo suceda más adelante", dijo Sosa. "Pero ahora mismo estoy cómodo donde estoy y me gusta estar aquí".

Sosa era uno de los jugadores predilectos de los fans durante su tiempo en Chicago. Entre sus mejores recuerdos con el club está correr hacia su puesto en el jardín derecho del Wrigley Field. También mencionó la batalla de jonrones entre él y Mark McGwire en la temporada del 1998 como uno de sus mejores momentos.

A pesar de la emoción que generaron aquel verano, los rumores de dopaje que rodean a Sosa y la confesión de McGwire en el 2010 de que usó sustancias para aumentar el rendimiento han manchado las carreras de ambos. McGwire lleva siete años en la papeleta para el Salón de la Fama sin ser elegido y Sosa recibió apenas un 12.5% de los votos en su primer intento en enero. Para que un jugador ingrese al Salón, necesita recibir al menos el 75% de los votos.

Sosa considera que tanto él como McGwire merecen ser exaltados a Cooperstown.

"Creo que sí. No voy a decir nada que pueda perjudicarme en el futuro, pero el tiempo lo dirá", manifestó Sosa. "En estos momentos, las cosas son como son. No soy quién para salir y hacer declaraciones que no tengo que hacer. Estoy esperando mi momento. No soy ese tipo de persona; no me gusta la controversia. Voy a esperar, pero no tengo duda alguna de que el tiempo lo aclarará todo".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com