© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/29/13 12:09 PM ET

Hora de asumir mayores responsabilidades

Jesús Montero preparado para estar en la receptoría más

SEATTLE - Aunque se habla de nuevas adiciones y más liderazgo veterano, la mayor mejoría de los Marineros para el 2013 podría ser el progreso de los jóvenes que continúan con el club.

Quien encabeza esa lista es el receptor venezolano Jesús Montero, viniendo de una primera temporada con resultados mixtos como novato.

Montero, uno de los prospectos más cotizados del béisbol cuando fue adquirido de los Yankees por el lanzador dominicano Michael Pineda en enero del 2012, bateó .260 con 15 jonrones y 62 empujadas en 135 partidos en su primera campaña completa de Grandes Ligas.

Ahora con 23 años de edad, Montero luce con más confianza y la promesa de una mayor velocidad luego de unos entrenamientos invernales en Venezuela.

"Me siento muy bien. Me siento cómodo", dijo el cátcher. "El año pasado llegué aquí y pensaba, '¿Qué está pasando? No sé nada'. Ahora conozco un poco y sé lo que va a pasar. Me siento bien con los fanáticos; me gusta compartir con ellos (en el Festival de Fanáticos en el Safeco Field durante el fin de semana)."

Montero afirmó que su temporada baja en Venezuela estuvo dedicada a una meta en particular.

"Me pasé mucho tiempo corriendo y trabajando mi técnica en el corrido de bases", expresó. "Corrí mucho y aprendí a hacerlo. El año pasado...ustedes saben que corro lento, pero quiero correr un poco mejor y aumentar un poco mi velocidad y todo eso."

Entonces, ¿se siente más rápido ahora?

"Me siento bien", dijo un Montero sonriente. "Estoy aprendiendo a correr un poquito más bonito, un poco mejor."

Los Marineros no esperan milagros, pero sí quisieran ver un poco más de velocidad de un joven que se perfila como piedra angular de la parte gruesa de su lineup durante muchos años.

La directiva de Seattle también quisiera ver más desarrollo de Montero detrás del plato, donde el venezolano sí hizo un progreso sólido en el 2012. Pero le faltan algunas cosas todavía.

El manager de los Marineros, Eric Wedge, se pasó varios días con Montero la semana pasada para hablar del arte de la receptoría y qué se espera del joven para este año.

Seattle cambió al dominicano Miguel Olivo y dejó partir a John Jaso, así que Montero es el único integrante del roster de 40 de los Marineros ahora mismo. Eso debe de cambiar. El equipo podría buscar firmar a un veterano; además, ya fue firmado a un pacto de liga menor el dominicano Ronny Paulino. También estarán en los entrenamientos Mike Zunino, el venezolano Jesús Sucre y John Hicks.

Pero sin dudas, Montero asumirá una mayor responsabilidad defensiva este año, luego de estar detrás del plato en 56 partidos en el 2012, comparado con 78 como bateador designado.

Cualquier posibilidad de Montero jugar en la primera base se ha descartado con la llegada a Seattle del cubano Kendrys Morales, Raúl Ibáñez y Mike Morse-además de la presencia del titular Justin Smoak.

Entonces, Wedge le dejó en claro a Montero cuál es su tarea de cara al inicio de los entrenamientos el 12 de febrero en Peoria, Arizona.

"Me dijo que estuviera listo", relató Montero. "Que estuviera listo para los entrenamientos y la temporada. Me dijo que voy a estar mucho en la receptoría este año. Me han depositado mucha confianza. Aún tengo que trabajar duro y hacer mi trabajo. Pero todo ha sido bueno. Me siento contento de estar aquí de nuevo. Ya quiero que empiece la temporada."

Wedge, un ex receptor, sabe que Montero tendrá que trabajar para convertirse en cátcher tiempo completo. Pero el manager rechaza la idea de que el venezolano no tenga lo necesario para hacerlo. Desde que llegó Montero a Seattle, ha expresado Wedge que se requerirá de un proceso, como con cualquier otro receptor joven.

"Se trata de lo mental más que lo físico", dijo Wedge. "No tengo dudas de que puede manejarlo desde el punto de vista de talento. Pero para ser tan joven y con tan poca experiencia, se le va a pedir mucho. Y claro, luego está la carga física.

"Pero él sabe que viene a ser cátcher", continuó el piloto. "Al fin y al cabo será decisión mía en cuanto a la cantidad de juegos que recibirá, pero vamos a pedirle que esté detrás del plato lo más que pueda."

De su parte, Montero cree que estará a la altura del reto.

"Me estoy preparando para quechar todos los días", expresó. "Todo el mundo sabe que a veces me canso. Todo el mundo se cansa. Pero uno simplemente trata de poner lo mejor de sí todo el tiempo. Voy a tratar de estar detrás del home plate en cada oportunidad."

El venezolano también manifestó que la oportunidad de jugar en Grandes Ligas el año pasado no tiene precio.

"Experiencia", dijo Montero. "Conocer la liga. Estar en Grandes Ligas, pues no es fácil. Pero sé mucho ahora. Sé cómo va a ser este año."

¿Y los Marineros como equipo?

"Va a ser mucho mejor, con las verjas más cerca", dijo Montero, refiriéndose a las dimensiones reducidas del Safeco Field desde este año. "Contamos con mejores bateadores ahora, con veteranos que van a enojarse si un joven hace esto o aquello. Va a ser mucho mejor."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com