© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/30/13 10:53 PM ET

Pretende marcar la diferencia

Sergio Santos listo para ser otra pieza clave en Azulejos

TORONTO -- Aun con todos los movimientos de peso que hicieron los Azulejos durante esta temporada baja, es un jugador que el club agregó hace más de un año el que tiene la oportunidad de marcar la diferencia.

Durante el invierno del 2011-12, Toronto adquirió a Sergio Santos con el fin de remediar los problemas en la parte trasera del bullpen. Al momento de concretarse en canje con los Medias Blancas, en el cual los Azulejos tuvieron que ceder al prospecto de pitcheo venezolano Néstor Molina, se le calificó como uno de los movimientos más subestimados de la temporada baja.

Desafortunadamente para Santos y Toronto, el traspaso aún no ha rendido frutos. Santos lanzó en apenas seis partidos en el 2012 antes de quedar fuera por toda la temporada debido a una lesión en el hombro de lanzar. Pero ahora el serpentinero de ascendencia mexicana está recuperado y pretende dejar atrás la decepcionante campaña del 2012.

"Es muy emocionante y creo que eso es lo que más me entusiasma, el saber que cuando llegue a los entrenamientos puedo cerrar el capítulo del 2012", dijo Santos.

Santos llegó a los Azulejos tras una temporada para el olvido en Toronto en la cual el club terminó empatado en el primer lugar en la Liga Americana con 25 salvamentos malogrados. Santos fue el elegido para solucionar esa deficiencia.

Santos es capaz de lanzar en las altas 90 millas por hora, con una combinación devastadora de un slider con un lanzamiento en cambio que resulta en muchos ponchados. Se trata del tipo de pitcheo ideal para las entradas finales.

El problema es que Santos aún no ha demostrado su mejor material con los Azulejos, ya que lanzó en apenas 5.0 innings antes de quedar fuera de acción el año pasado. Al principio se pensaba que el diestro se perdería un par de semanas, pero el hombro no mejoró.

Durante tres meses, Santos intentó regresar a la lomita pero sufría un revés cada vez que comenzaba a mejorar. Finalmente, el lanzador se sometió a una cirugía exploratoria.

Santos ahora tiene en la mira la campaña del 2013 con el fin de recuperar el puesto de cerrador. Ese rol actualmente le pertenece al derecho Casey Janssen, quien, ante la ausencia de Santos, registró 22 salvamentos en 24 oportunidades en el 2012.

Inicialmente, se pensaba que Janssen comenzaría la temporada del 2013 como el taponero de Toronto, pero el manager John Gibbons aun no ha hecho anuncio alguno al respecto. Eso podría darle cupo a Santos, quien espera tener la oportunidad de competir por el puesto.

Sea como sea, la presencia de Santos significa que los Azulejos tendrán un cuerpo de relevistas más profundo. Durante gran parte de la temporada pasada, Toronto se vio obligado a usar de más a Janssen, Darren Oliver y Jason Frasor para conservar ventajas.

Toronto agregó a Steve Delabar, Brad Lincoln y Brandon Lyon a mediados de temporadas, pero Lyon es agente libre en estos momentos y Lincoln va a intentar hacer la transición de relevista a abridor durante los entrenamientos. Por lo tanto, está claro que los Azulejos necesitarán a Santos en salud, sea cual sea su rol, para tener suficientes brazos fiables en el bullpen.

"Casey hizo un trabajo increíble, pero, a la vez, me gustaría ser el taponero", dijo Santos, quien tiene previsto reportarse a los entrenamientos a principios de febrero. "Ese es el rol que disfruto. Me encantaría poder llegar y competir por el puesto. Si llegamos y competimos en los entrenamientos y él se queda con el puesto, no tengo inconveniente con ser el preparador de mesa o lo que sea que necesiten de mí.

"La simple oportunidad sería fantástica y, si ambos estamos en salud y pitcheamos bien, ahora que Darren va a regresar, nuestro bullpen estará en buenas condiciones."

En cuanto a los movimientos que Toronto hizo este invierno, Santos no podría estar más contento. Cuando se integró al club en diciembre del 2011, era obvio que la organización iba en ascenso, pero jamás pensó que el equipo daría un giro de 180 grados en tan poco tiempo.

"Obviamente, nos han puesto en posición de competir con los mejores equipo y creo que estaremos listos para hacerlo", dijo Santos. "Me gustan nuestras posibilidades contra cualquiera, así que va a ser emocionante llegar a los entrenamientos y ver a todas las nuevas adiciones y meternos de verdad en esto y volver a jugar pelota".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com