© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

2/10/2013 7:00 P.M. ET

Con cuentas pendientes

Los Tigres buscan dar el próximo paso este año

LAKELAND, Florida -- Una vez que los Tigres comiencen a entrenar en equipo a partir del martes, los logros del club en el 2012 pasarán a ser sólo recuerdos. A la vez, acordarse de lo cerca que estuvieron de ganar la Serie Mundial el año pasado será su principal motivación en el 2013.

Detroit tiene el Día Inaugural en la mira, por supuesto, pero lo que anhelan los felinos son cuatro triunfos más al final.

"Creo que es algo que se queda contigo después de que termina la temporada", dijo el receptor Alex Ávila. "Pero a medida que avanza el invierno, tu mente – al menos en mi caso – se enfoca en la nueva temporada, en aprender de las campañas anteriores y, en nuestro caso, buscar la forma de conseguir cuatro victorias más. Eso es, sin duda, uno de los factores que te motiva durante el invierno y en los entrenamientos".

Ávila se reportó temprano y varios otros jugadores de los Tigres tuvieron la misma idea. No ha habido tantos "madrugadores" como en años anteriores porque Detroit ha querido darle descanso a aquellos lanzadores que tuvieron cargas pesadas el año pasado. Pero muchos de los serpentineros que no lanzaron excesivamente en la recta final y en octubre ya han comenzado a trabajar.

El venezolano Bruce Rondón, aspirante al puesto de cerrador, ha estado lanzando durante más de una semana. Rick Porcello, quien acostumbra a reportarse temprano, ha estado trabajando en los ajustes mecánicos que el coach de pitcheo, Jeff Jones, le sugirió el mes pasado. Drew Smyly, quien a petición de Jones comenzará a desarrollar un lanzamiento en cambio para mejorar sus argumentos para el puesto de quinto abridor, también llegó temprano.

Duane Below ya comenzó a trabajar con el fin de hacer el roster de Grandes Ligas. Casey Crosby abandonó el frío de Illinois para comenzar a tirar en un clima más cálido. Los prospectos de pitcheo Kenny Faulk y Michael Morrison también se reportaron temprano.

Verlander empezó a tirar el mes pasado y ya se le ha visto en los campos de entrenamientos. Tras lanzar un total de 538 innings en las últimas dos temporadas, este invierno Verlander demoró en comenzar a tirar con el fin de descasar su brazo. El venezolano Aníbal Sánchez y Max Scherzer, quienes lanzaron más entradas el año pasado en la temporada regular y en los playoffs que en cualquier otra campaña de sus carreras, hicieron lo mismo.

Los entrenamientos este año serán un poco más largos debido al Clásico Mundial de Béisbol. Por lo tanto, Jones quiere que sus lanzadores tomen las cosas con calma.

"Considero que es una ventaja para nosotros este año", dijo Jones. "Tuvimos algunos muchachos que tiraron muchos innings el año pasado y el anterior, así que los cinco días adicionales (en los entrenamientos) nos ayudarán".

Si tener más tiempo es una ventaja, la meta es disputar más juegos al final. Cuatro victorias más es el sueño.

"La mentalidad de cara a los entrenamientos es que estuvimos muy cerca los últimos dos años", dijo Ávila. "Todo el mundo tiene eso en mente: ¿Qué tenemos que hacer para ganar ese último juego?"

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com