© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

2/12/2013 11:49 A.M. ET

A empezar de cero

Mike Redmond quiere poner su sello en los "nuevos" Marlins

JUPITER, Florida – Se acabaron las formalidades en los Marlins y ahora sólo resta jugar pelota.

Ya llegaron a los entrenamientos de Miami los lanzadores, los receptores y algunos de los jugadores de posición.

El nuevo manager de los Peces, Mike Redmond, ya quiere dejar su huella en el equipo.

"Saldremos a sentar las bases para el resto de la temporada", dijo Redmond. "Es bueno ver a todos estos muchachos y conocer por fin a algunos de ellos de los que he leído tanto. Tenemos tremenda oportunidad para los muchachos en estos entrenamientos. Creo que todo el mundo sabe eso."

Diferente a hace un año, cuando llegaron los Marlins a Júpiter con jugadores de alto perfil y de mucho salario, Miami ahora se encuentra en una reconstrucción con talento joven. Es un grupo de poca experiencia y de poco salario. Después de estar en US$100 millones hace un año, la nómina de los Marlins se ha reducido por unos US$40 millones.

Llegando a su segunda campaña en el Marlins Park, los Peces ya quieren olvidarse de la odisea del 2012 que los llevó a marca de 69-93.

Para Redmond, hay recuerdos de su primera temporada como ligamayorista con los Marlins en 1998. En 1997, la Florida ganó la Serie Mundial, pero en el invierno siguiente hizo muchos cambios. Con un equipo de muchos novatos, los Marlins de 1998 perdieron 108 juegos. Sin embargo, no todo se perdió en la transición. El núcleo de aquella edición de los Peces maduró y ayudó a los Marlins a volver a conquistar el Clásico de Otoño en el 2003.

Aunque hay pocas expectativas en los Marlins del 2013, Redmond cree que los jóvenes se dedicarán al nuevo sistema que piensa implementar el piloto.

"Es un nuevo comienzo. Es borrón y cuenta nueva", dijo Redmond. "Creo que va a ser fácil 'venderles' esto. Es fácil de vender.

"Me recuerda a 1998, cuando llegué a Grandes Ligas. Era una gran oportunidad para nosotros. Claro, había días buenos y días malos, pero lo pasamos juntos. Cuando ganamos la Serie Mundial en el 2003, fue muy satisfactorio, dado todo lo que habíamos pasado."

Redmond tiene dos años de experiencia como manager en el sistema de liga menor de los Azulejos. Es apasionado, enérgico y tratable. Parte de su trabajó será desarrollar y enseñar, además de las decisiones dentro del juego.

"Cuando llegue a hablar con los muchachos y ellos ven quién soy y mi actitud, no será difícil ganarme su confianza", comentó el dirigente.

Con juventud viene incertidumbre; de hecho, ni Redmond puede saber exactamente lo que hay en los Marlins.

"Yo tampoco he visto jugar a muchos de estos peloteros", reconoció Redmond. "Vamos a evaluar lo que tengamos. Hay muchas oportunidades, pero tenemos que ver a los muchachos en los juegos, desarrollarlos y partir de ahí."

Los Marlins contarán con 38 lanzadores y un total de 74 jugadores en sus entrenamientos.

Algo que se va a enfatizar aquí es que el 2012 ya es historia, que no se va a revivir el desastre que fue la temporada pasada.

Es un comienzo totalmente nuevo.

"No importa cómo haya sido el pitcheo el año pasado. Yo no estuve aquí", dijo Redmond. "Ya no vamos a hablar sobre lo que pasó el año pasado. Se acabó. Vamos a seguir adelante y vamos a hablar día a día de lo que ocurra aquí y cómo podemos reconstruir esto.

"No importa lo que hiciste el año pasado; estamos enfocados en lo que puedes hacer para nosotros y este equipo ahora y en el futuro."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com