© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

2/13/2013 2:43 P.M. ET

Hora de dar el salto

Un Toronto artillado se ve con mucho optimismo

DUNEDIN, Florida – Los lanzadores y los receptores de los Azulejos ya se encuentran aquí para el inicio de los entrenamientos de un equipo que pretende dar un salto de mayores proporciones en la Liga Americana este año.

En Toronto hay muchas expectativas con un equipo que aumentó su nómina por casi un 50%.

"Creo que el optimismo está en su punto más alto", dijo el abridor de los Azulejos, Brandon Morrow. "Estábamos optimistas el año pasado también, pero este año esperamos ganar."

Las expectativas vienen de una serie de movimientos de alto perfil hechos por el gerente general Alex Anthopoulos, empezando en noviembre con un mega-cambio con los Marlins.

Dicho canje fue seguido por par de firmas de agentes libres y luego otro cambio de impacto—esta vez con los Mets. El resultado de todo eso fue la adición de peloteros de la talla de R.A. Dickey, el dominicano José Reyes, su compatriota Melky Cabrera, Josh Johnson y Mark Buehrle.

Los Azulejos esperan que ese nuevo núcleo de estelares ayude al equipo a clasificar para los playoffs por primera vez desde 1993. La mayor debilidad de Toronto en el 2012 fue el pitcheo abridor, pero ahora ese aspecto luce como quizás la parte más fuerte del roster.

Dickey encabeza la rotación, pero la profundidad del grupo es impresionante con Morrow, Buehrle, Johnson y Ricky Romero completando las cinco opciones. Claro que no hay garantías, pero el simplemente mencionar a esos nombres tiene a todo el mundo entusiasmado.

"Es una gran oportunidad", dijo Dickey, quien fue adquirido de los Mets en diciembre. "Es una oportunidad para poner nuestro sello como cuerpo monticular. Tenemos los nombres y el pedigrí para poder hacer eso."

Las lesiones frenaron en gran parte a los Azulejos del 2012; este año hay varios jugadores que tendrán que ser monitoreados en ese sentido.

El cerrador Casey Janssen viene de una cirugía en el hombro derecho; aunque se espera que esté al 100% para el Día Inaugural, ahora mismo no lo está.

En caso de Janssen no estar listo para el inicio de la campaña regular, la responsabilidad del noveno inning seguramente caería a Sergio Santos, quien empezó el 2012 como taponero del equipo, sólo para participar en apenas seis juegos antes de perderse el resto del año debido a una lesión en el hombro de lanzar.

Por ahora, se le considera a Santos como el "Plan B", ya que la meta sigue siendo que Janssen esté en plenas condiciones para el 1ro de abril.

En una situación similar se encuentra el toletero dominicano José Bautista. El jardinero de 32 años vio acortado su 2012 debido a una lesión en la muñeca izquierda. Aunque ha hecho un progreso sólido desde entonces, los Azulejos quieren tener mucha cautela con él.

De hecho, Bautista no participará en el Clásico Mundial de Béisbol por la República Dominicana; el cuerpo médico de Toronto observará de cerca al quisqueyano durante la Liga de la Toronja, que para los Azulejos comienza el 23 de febrero c on un partido contra Detroit.

"Para mí luce bastante bien", dijo el manager de Toronto, John Gibbons, acerca de Bautista. "Lo he observado haciendo sus prácticas y los informes del cuerpo médico es que no se ha quejado de dolores ni nada. Eso es importante.

"Hay que ser inteligente con este muchacho", continuó el capataz, "porque es una parte tan importante de esto. Lo queremos listo para el Día Inaugural. Hay que ser inteligente y dejar que haga las cosas poco a poco."

No será fácil hacer el salto de un equipo de 73 victorias a uno de por lo menos 90, pero eso mismo es lo que pretenden los Azulejos este año.

Más de un tercio del roster ha cambiado desde el 2012, así que los primeros días de los entrenamientos serán para que todo el mundo se conozca. Por el momento hay muchas sonrisas, pero pronto habrá que realizar la tarea de convertirse en algo más que un equipo de tercer o cuarto lugar en el Este de la Liga Americana.

"Ustedes hablan de expectativas y nosotros tenemos expectativas", dijo Bautista. "El cielo es el límite para nosotros, porque sé cuántos buenos peloteros tenemos. He estado en otros equipos en los que pensaba que teníamos la oportunidad de competir e ir a los playoffs, pero por el motivo que fuera no ha sido así.

"Este es por mucho el mejor equipo en el que he jugado", agregó el guardabosque. "Por esas razones, creo que podemos y debemos estar en los playoffs y la Serie Mundial."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com