© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

2/13/2013 5:40 P.M. ET

Sano y listo para aportar

Johan Santana enfocado en mantenerse en salud este año

PORT ST. LUCIE, Florida – Johan Santana ya ha empezado sus sesiones de tiros en los entrenamientos de los Mets.

"Espero que todo sea normal", dijo el venezolano. "De eso no hay dudas."

Normal podría ser algo relativo, tomando en cuenta lo que ha tenido que hacer el dos veces ganador del Cy Young en la Americana para llegar a este punto. Hace un año venía de perderse una temporada entera debido a una cirugía en el hombro izquierdo.

Aunque en ese momento los Mets insistían en que todo estaba bien, Santana ya reconoció aquí que el equipo siempre tuvo planes de frenar su 2012 en algún momento de esa campaña. Una lesión en un tobillo y una inflamación en la espalda finalmente provocaron eso mismo en agosto, cuando Nueva York lo colocó en la lista de incapacitados.

"Eso no terminó de la manera que yo quería", dijo Santana. "Pero al mismo tiempo, sabía que necesitaba un descanso.

"No quería dejar de tirar; quería lanzar", continuó el veterano. "Pero luego me colocaron en la lista de lesionados y yo quería volver. A esa altura me dijeron que ya era suficiente. Y sí, ya era suficiente."

Esa no era la forma de terminar la temporada que tenía en mente Santana el 1ro de junio, cuando celebró el primer juego sin hit ni carrera en la historia de los Mets. En ese momento el venezolano tenía marca de 3-2 con efectividad de 2.38. Con tres veces la cantidad de ponches vs. bases por bolas, Santana era fuerte candidato para ser convocado al Juego de Estrellas.

Sin embargo, el zurdo hizo un total de 134 pitcheos en aquel partido—la mayor cantidad en su carrera—algo que posiblemente o no haya incidido en lo que ocurrió después: varias lesiones y efectividad de 8.27 durante el resto de su campaña, incluyendo 15.63 en sus últimas cinco aperturas.

Santana insiste en que eso de los 134 lanzamientos no tuvo nada que ver. ¿Pero cómo se puede saber a ciencia cierta? Ahora Santana—quien cumple los 34 años de edad—reconoce que "el simple hecho de llevar mucho tiempo (en Grandes Ligas)no significa que lo sepa todo."

Otra cosa que no sabe Santana es qué sigue ahora. Por el momento hará su programa normal de entrenamientos, pero no pondrá metas como 30 aperturas o 200 innings lanzados.

El zurdo tampoco ponderará qué puede pasar al final de la venidera temporada, cuando vencerá el último año garantizado de su contrato con los Mets. Aunque el equipo tiene una opción de US$25 millones para el 2014, lo más probable es que la gerencia ejerza una indemnización de US$5.5 millones. En ese caso Santana se convertiría en agente libre por primera vez en su carrera—si es que los Mets no lo cambian a mediados de la campaña.

De cualquier forma, éste podría ser su último entrenamiento de primavera vistiendo el azul y anaranjado del equipo de Queens.

"No pienso en eso ahora mismo", dijo Santana. "Estoy enfocado en prepararme para el futuro y cómo me irá en eso. El tiempo lo dirá. No sé exactamente qué pasará conmigo en el futuro, pero ahora mismo sólo quiero prepararme para los entrenamientos y para la temporada. Y en el transcurso de la campaña veremos cómo irá todo."

De su parte, los Mets confían en Santana, una vez el as del cuerpo monticular. El manager Terry Collins está preparado para nombrar al venezolano como su abridor del Día Inaugural, presumiendo que el lanzador esté en salud. Todo el mundo lo visualiza con casi 200 innings, sabiendo que de lo contrario, la rotación estará en problemas.

"Johan es todo un profesional", dijo Collins. "Le convino el descanso. Por primera vez en tres años, no tiene que lidiar con una rehabilitación.

"Ahora mismo, ponderando cómo encajará Johan Santana, si es el que visualizamos, vamos a verlo con 190 o 200 entradas y dándonos la oportunidad de ganar los juegos como lo hace cada años. Así de bien se siente."

Aunque existe una ligera posibilidad de que Santana lance por Venezuela en el Clásico Mundial, el zurdo no está en la preselección de su país. Sería difícil que lo aseguren para participar en el certamen pero, en caso de superar este obstáculo, el veterano no lanzaría por Venezuela si lo Mets le pidieran que no lo hiciera.

"Estoy enfocado en mi salud más que otra cosa", dijo Santana. "Quiero asegurarme de jugar toda la temporada y ayudar lo más que pueda. No sé qué pasará en el futuro. Tengo que mantenerme en salud y luego ver qué traerá el futuro."

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com