© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

2/25/2013 9:53 P.M. ET

A gusto con su "nueva" carrera

Oliver Pérez vuelve a saborear el éxito como relevista

PEORIA, Arizona -- Hace un año, el mexicano Oliver Pérez era un misterio a comienzos de los Entrenamientos de Primavera de los Marineros. Llegando de una pésima experiencia con los Mets, había pasado la temporada anterior con el equipo Doble-A de los Nacionales antes de hacer un experimento como relevista en la Liga Mexicana del Pacífico.

Pero ahora los Marineros saben exactamente lo que tienen con el zurdo de 31 años de edad, quien se convirtió en una de las mejores historias de regreso en el 2012. Revivió su carrera como relevista especializado en enfrentar a bateadores zurdos, luego de ser ascendido a Seattle a mediados de la temporada.

Y ahora Pérez cuenta con gran optimismo y se siente bien con su papel en unos Marineros que rápidamente renovaron el contrato del serpentinero por un año y US$1.5 millón cuando se convirtió en agente libre al final del 2012.

"Estoy listo para arrancar", dijo Pérez, quien lanzó 1 1/3 entrada sin permitir imparables en el primer partido de la Liga del Cactus de los Marineros contra los Padres. "Mi meta era llegar listo. Normalmente como abridor, tienes tiempo para prepararte en los Entrenamientos de Primavera, pero como relevista, eso es difícil. Me sentí bien el año pasado, estaba listo en la primavera y quería hacer lo mismo esta vez".

Pérez hará su segunda presentación el martes, cuando tirará en el tercer episodio contra los Cerveceros. El relevista espera aprovechar estas primeras salida, ya que se unirá a la selección de México el 4 de marzo para comenzar su preparación para el Clásico Mundial de Béisbol.

Con su puesto en Seattle un poco más seguro, Pérez se siente cómodo compitiendo en el Clásico y representando a su país.

"Si eres mexicano, quieres vestir la camisa de tu selección", explicó Pérez, quien también tiró en las ediciones del 2006 y 2009. "Para mí es especial porque sé que todos en México e incluso los que viven aquí en los Estados Unidos podrán ver a un equipo de béisbol compuesto de mexicanos.

"Sabemos que tenemos bastante talento y ésta es la oportunidad de demostrar qué clase de jugadores tenemos para el futuro".

Pero el futuro de Pérez ahora es con los Marineros. Después de que fuera dado de baja por Nueva York con US$12 millones restando en su contrato en el 2011, poco a poco recuperó su salud, su confianza y la velocidad de su recta. Luego se acopló a su rol como relevista cuando recibió la oportunidad.

En 33 partidos el año pasado, Pérez registró 2.12 de efectividad, ocupando el noveno lugar entre los relevistas de la Liga Americana con al menos 30 presentaciones. No permitió carreras en 20 juegos consecutivos del 13 de julio al 13 de septiembre, lo que fue una de las cuatro rachas más largas en la historia de los Marineros.

Cuando entró al mercado libre, no perdió tiempo para renovar con Seattle.

"Este equipo me dio la oportunidad con una invitación a los Entrenamientos de Primavera el año pasado", declaró Pérez. "Solamente le informé a mi agente que si me ofrecían algo, me gustaría quedarme aquí porque fue el único equipo que me dio una oportunidad de vestir un uniforme".

Ahora que se ha establecido de nuevo como un lanzador de Grandes Ligas, Pérez promete no cambiar lo que lo llevó otra vez a este nivel.

"Mi mentalidad siempre es jugar fuerte todos los días", manifestó. "Debes mantener la consistencia y no tomar nada por sentado, porque cuando eso pasa, las cosas se vienen abajo. Quiero quedarme en el mismo nivel por toda una temporada. Eso fue lo que aprendí del año pasado".

Los Marineros no le pedirán a Pérez que sea abridor. Aunque en el 2007 ganó 15 juegos por los Mets y tuvo sólidas temporadas por los Piratas a comienzos de su carrera, Seattle piensa que Pérez encontró su destreza como relevista especializado en el bullpen.

Pérez comprende eso y dice que ahora se siente como un relevista, incluso después de nueve años en la Gran Carpa como abridor. Pero agregó que si surge una emergencia, estaría dispuesto a abrir.

"Si me necesitan para abrir, si necesitan un out o un cerrador, estaré listo", dijo Pérez. "Haré lo que sea por el equipo. Si necesitan a alguien para batear, hacer un toque de pelota, un corredor emergente o lo que sea. Lo haré. Solamente quiero jugar".

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


LasMayores.com