MAZATLÁN, México- Si vienes a esta región en este tiempo, habrá dos fiestas grandes en que tendrás que elegir a cual atender.

Mientras este paraíso del mar para los turistas se prepara para el Carnaval, el béisbol seguramente traerá la mejor fiesta de todos--- la Serie del Caribe.

El torneo de round-robin de cuatro equipos, que dura seis días, comienza hoy cuando Puerto Rico se enfrenta contra la Republica Dominicana, seguido por el partido de México contra Venezuela.

Cada representante -- las Águilas de la Republica Dominicana, los Indios de Puerto Rico, los Tigres de Venezuela, y los Venados de México - ganó el titulo de la Liga Invernal de su país y ganaron el derecho de venir a Mazatlán y jugar para el titulo de la Serie del Caribe. No es solamente el trofeo que está en la línea aquí. Cuando el orgullo nacional está en la línea, no hay apuestas. Hasta los peloteros establecidos en las Grandes Ligas juegan lo mejor posible para traer el titulo a su país.

"Significa mucho, hay mucho orgullo," dijo Vinny Castilla de México. "Mira a nuestra alineación. Tenemos a Erubiel [Durazo] en la primera base. Elmer Dessens lanzará en el segundo partido. Miguel Ojeda es el receptor. Eso es lo que los aficionados quieren. Es bueno para el país, y es bueno para los aficionados."

La adición de Castilla al equipo de Mazatlán es uno de los aspectos raros de la Serie del Caribe. Cada equipo que participa está permitido elegir peloteros de los otros equipos de su país para jugar en la Serie. Y por eso Mazatlán ha añadido a sus hijos nativos, Castilla, Durazo, y Dessens, que jugaron con Hermosillo, y también eligieron al prospecto de los Devil Rays, el jardinero Jonny Gomes que jugó con Mexicali (el equipo que Mazatlán derrotó para avanzar a la Serie).

"Ellos tienen un equipo bueno," dijo Gomes, que todavía no está listo para usar "nosotros" para describir a los Venados. "Lanzadores buenos siempre les ganan a bateadores buenos y ellos tienen lanzadores buenos. Ellos nos dominaron. Este es un parque difícil para batear, y por eso la ventaja de casa es importante."

"Trajimos a Vinny, [Derrick] White (de Mexicali) y muchos lanzadores de Culiacán, y por eso jugaremos bien." Mazatlán no es el único equipo con cambios en la lista antes de la Serie. Mayagüez, uno de los fundadores de la Serie en el 1949, añadió al ex jugador de las Grandes Ligas Omar Olivares y al intermedista de los Diamondbacks Alex Cintron de los Caguas.

Las Águilas, ganadores de 18 títulos en la Republica Dominicana y cuatro campeonatos en la Serie del Caribe, esperan traer a José Guillén del equipo de Licey, el equipo que derrotaron para el derecho de jugar en este torneo.

Aragua, los campeones de Venezuela, quizás añadirán a Alex Cabrera, un pelotero de la Liga de Japón que jugo con Occidente, y Francisco Rodríguez, el taponero de los Angels que lanzó con La Guaira durante este invierno.

Cada equipo trae algo diferente a la mesa. Mazatlán parece que tiene el mejor cuerpo de lanzadores en el torneo. Tuvieron la mejor efectividad en la Liga Mexicana durante la temporada regular. Un bulpen fuerte liderado por Greg Hansell ha mejorada con la adición del relevista de Culiacán (y Nacionales) Luis Ayala.

Venezuela tendrá una alineación potente, en particular Miguel Cabrera que esta encendido, bateó .432 con nueve jonrones 32 carreras empujadas en 21 partidos en los playoffs después de que no jugó en muchos partidos durante la temporada regular.

La Republica Dominicana estará presentando a un equipo más rápido que quizás jugará más la pelota chiquita, con el ex jugador de las Grandes Ligas Luis Polonia y Bernie Castro actuando como los abridores en la alineación, aunque Miguel Tejada y ahora Guillén traerán el poder en el medio de la alineación.

Puerto Rico tratará de continuar de pasear con la mano caliente de Jonathan Albadelejo, el lanzador prospecto de los Piratas que tuvo marca de 3-0 con una efectividad de 0.42 en las finales de Puerto Rico contra Carolina.

Los cuatro equipos encontrarán al Estadio Teodoro Mariscal lleno. Han vendido todos los asientos (12,000) para cada partido. El atmósfera tendrá el sabor del Carnaval, con gritos y aplausos y música alta llenando el aire desde el primer lanzamiento hasta el ultimo out cada día.

"Esto será grande, una experiencia que nunca olvidaré," dijo Durazo, que llama a Hermosillo su casa. "Será en nuestro país, nuestros fanáticos. Significa mucho tener a las personas apoyándonos. Nos da un poco de ventaja."

"Espero que disfruten los partidos. Será una Serie Mundial pequeña, con los peloteros latinos."