Los Yanquis de Nueva York jugaron motivados y se acercaron al primer lugar en el Este de la Liga Americana.

Jason Giambi conectó su 30mo vuelacercas y remolcó cinco anotaciones, para que los Yanquis de Nueva York humillaran por 17-3 a los Devil Rays de Tampa Bay.

"Esta es la época más divertida del año", dijo Giambi, quien ligó tres partidos con jonrón por segunda vez en la campaña. "Uno juega toda la temporada para llegar a esto... si uno no juega (bien) en Septiembre, no tiene acción en Octubre".

El japonés Hideki Matsui y el puertorriqueño Jorge Posada impulsaron cuatro carreras cada uno, y los Yanquis se colocaron 19 juegos arriba de la marca de .500, la mejor foja que han tenido en la campaña.

Jaret Wright (5-2) permitió tres carreras y cinco imparables en siete entradas, para ganar su tercera decisión consecutiva desde el 15 de Agosto, cuando salió de la lista de los lesionados. Se había ido sin decisión en sus tres aperturas anteriores.

"Tenemos que jugarnos todo en cada partido", dijo el boricua Bernie Williams. "Tenemos que olvidarnos de lo que hicimos esta noche y volver a luchar mañana".

Giambi pegó un cuadrangular de tres carreras en la primera entrada, y añadió un sencillo que remolcó a dos corredores en la sexta, cuando Nueva York anotó en siete ocasiones. Todos los Yanquis batearon en ese capítulo, algo que ocurrió en tres entradas distintas.

Los Yanquis totalizaron 20 imparables, incluidos 18 sencillos.

Después de conectar apenas 12 bambinazos y de remolcar 40 carreras durante la temporada del 2004, plagada de lesiones, Giambi ha llegado a 30 jonrones por sexta ocasión en su carrera, y ha remolcado 79 anotaciones.

Con la paliza, los Yanquis se acercaron a dos juegos y medio de los Medias Rojas, los líderes divisionales. Boston cayó por 9-3 ante los Azulejos de Toronto, en un duelo en que sin embargo, el dominicano David Ortiz empató la mejor marca de su carrera, con su 41er vuelacercas.

Además, Nueva York, se mantuvo cerca de Cleveland, el líder en la puja por un boleto de comodín para la postemporada. Los Indios derrotaron por 5-2 a los Atléticos de Oakland.

Por su parte, los Angelinos de Los Angeles no pudieron aprovechar la derrota de Oakland para ampliar su ventaja. Cayeron por 2-1 ante los Marineros de Seattle, y se mantuvieron un juego arriba de los Atléticos, en la punta de la División Oeste.

En otros juegos de la Liga Americana, los Mellizos de Minnesota vencieron por 9-3 a los Tigres de Detroit, con un jonrón del venezolano Luis Rivas (1); los Orioles de Baltimore ganaron 4-3 a los Rangers de Texas, gracias a un doble del boricua Luis Matos, que remolcó la carrera decisiva en la novena entrada, y los Medias Blancas de Chicago derrotaron 6-4 a los Reales de Kansas City, con triunfo del cubano José Contreras (12-7).

En la Liga Nacional, una decisión inusitada de los umpires contra el serpentinero dominicano de Houston, Wandy Rodríguez, ayudó a que los Marlins de Florida conservaran la punta en la puja por el comodín en la Liga Nacional.

Juan Pierre recibió un boleto en el séptimo inning, cuando los umpires dijeron que Rodríguez se llevó una mano a la boca mientras estaba en el montículo. Paul LoDuca siguió con un jonrón de dos carreras que rompió el empate y permitió a los Marlins vencer por 4-2 a los Astros, la noche del martes.

"Fue una mala decisión, fue errónea", consideró el manager de los Astros, Phil Garner.

Josh Beckett (14-8) ponchó a ocho enemigos en siete entradas y un tercio, contra el equipo de su ciudad natal. El puertorriqueño Carlos Delgado jonroneó por segundo duelo seguido, para llegar a 30 bambinazos por novena campaña seguida.

Cuando la pizarra estaba empatada a 2, con un out en el séptimo capítulo, el umpire principal Doug Eddings marcó la cuarta bola, antes de que Rodríguez (9-8) lanzara con cuenta de 3-2. Eddings dijo que el quisqueyano hizo contacto entre su mano y sus labios, una infracción a las reglas del béisbol.

El manager de los Astros, Phil Garner, y Rodríguez, argumentaron en vano que el serpentinero se había tocado la nariz.

"No estoy seguro de qué ocurrió en el sexto inning", dijo Rodríguez. "Si no puedo tocar mi cara, voy a dejar el montículo. Esto duele. Quería ganar y no lo logramos".

Florida, que fue superada por 9 hits contra 6, tiene una ventaja de un juego sobre Filadelfia en la disputa por un puesto de comodín para la postemporada. Los Filis triunfaron por 5-4 sobre los Bravos de Atlanta.

En otros duelos del Viejo Circuito, los Cerveceros de Milwaukee vencieron por 3-1 a los Diamondbacks de Arizona, con un jonrón del panameño Carlos Lee (31), y los Nacionales de Washington derrotaron 4-2 a los Mets de Nueva York, con un buen desempeño como abridor del dominicano Héctor Carrasco, quien sin embargo se fue sin decisión.

Además, los Cardenales de San Luis superaron por 5-4 a los Piratas de Pittsburgh; los Cachorros de Chicago triunfaron 4-3 sobre los Rojos de Cincinnati; los Gigantes de San Francisco ganaron 5-4 a los Padres de San Diego, y los Rockies de Colorado se impusieron 6-4 a los Dodgers de Los Angeles.