Jeremy Bonderman limitó a la poderosa ofensiva de los Yankees a sólo una carrera en algo más de ocho entradas y los Tigres eliminaron a Nueva York en la Serie Divisional con una victoria por 8-3.

El pitcheo de los Tigres volvió a ser el factor decisivo en la serie y esta tarde fue el joven Bonderman quien dejó a la ofensiva de los Yankees sin hits hasta la sexta entrada. El dominicano Robinson Canó pegó el primer hit de los Yankees con un sencillo para abrir la sexta entrada.

Los Yankees no anotaron su primera carrera hasta la séptima entrada cuando Derek Jeter, Bobby Abreu y Hideki Matsui combinaron para pegar tres sencillos. Por su parte, el toletero Alex Rodríguez volvió a irse en blanco y sólo pegó un sencillo en toda la serie y terminó con un promedio de bateo de .071.

Los que no tuvieron alguno fue la ofensiva de los Tigres. Las primeras carreras del partido llegaron gracias al los bateadores del medio de la alineación de Detroit después de un jonrón solitario del venezolano Maggio Ordóñez y un cuadrangular de dos carreras Craig Monroe sobre el abridor de los Yankees Jaret Wright.

El receptor boricua Iván Rodríguez amplió la ventaja a 4-0 con un sencillo que anotó al venezolano Carlos Guillén. Los Tigres aseguraron el triunfo en la quinta entrada cuando la artillería latina se hizo sentir.

Ordóñez remolcó su segunda carrera del partido con un sencillo, Guillén amplió la ventaja a 6-0, mientras que Rodríguez sentenció las carreras de Detroit con un elevado.

Los Yankees anotaron dos carreras en la novena entrada tras un jonrón de dos carreras del boricua Jorge Posada.

Los Tigres ahora se enfrentarán a los Atléticos de Oakland en la Serie de Campeonato de la Liga Americana que comenzará el próximo martes en Oakland.