OAKLAND- - Brandon Inge y el boricua Iván Rodríguez pegaron sendos cuadrangulares y los Tigres abrieron la Serie Divisional de la Liga Americana con una victoria por 5-1 frente a los Atléticos en el McAfee Coliseum de Oakland.

El abridor Nate Robertson salió de varias amenazas en cada una de las cinco entradas en el que estaba en la lomita y terminó sin permitir carreras. Robertson cedió seis carreras y tres bases por bolas con cuatro ponches para apuntase su primera victoria de la postemporada.

"El entrenador me dijo que no me preocupara por los corredores que hiciera mis lanzamientos y eso es lo que hice", dijo Robertson. "Voy a hacer mis mejores lanzamientos y se me ganan me ganan. Esa eran las cinco entradas más difíciles que e lanzando."

Como en la serie en que vencieron a los Yankees, los Tigres fueron los que abrieron el marcador. Inge silenció a los más de 35,000 aficionados que llenaron al McAfee Coliseum al pegar una línea que voló la cerca en el jardín izquierdo sobre un lanzamiento del abridor y perdedor Barry Zito en la tercera entrada.

"Inge hizo un buen swing en un buen lanzamiento," dijo Zito. "Cuando pegaron ese batazo cambié un poco mi mentalidad y estaba tratando de localizar más a mis lanzamientos y eso me perjudicó."

Los Tigres añadieron otra carrera en la tercera entrada cuando combinaron un doble, dos bases por bolas y un sencillo impulsador del venezolano Magglio Ordóñez para una ventaja de 2-0.

La cuarta entrada se convirtió en una pesadilla para Zito, quien cedió el cuadrangular solitario de Rodríguez y sencillos impulsadores del venezolano Carlos Guillén y Shaun Casey para una ventaja de 5-0 para los Tigres. El cuadrangular de Rodríguez fue su primera de la postemporada, pero la cuarta de su carrera en los playoffs.

"Esto es lo hemos estado haciendo todo el año y ahora durante los playoffs," dijo Rodríguez. "Nosotros vamos a tomar un partido a la vez, una entrada a la vez y seguir jugando duro."

La ausencia del segunda base titular Mark Ellis también entró en juego en la cuarta entrada cuando su reemplazo D’Angelo Jiménez no pudo completar una jugada de doble matanza al hacer un tiro desviado a la primera base.

Mientras los Tigres estaban concretando sus oportunidades, los Atléticos estaban viendo una y otra posibilidad de anotar esfumarse con la falta de un bateo oportuno. En la segunda, cuarta y quinta y séptima entradas los Tigres pegaron para jugadas de doble matanzas para frenar amenazas. En la primera y tercera entrada dejaron dos carreras cada sin anotar.

"Tuvimos 14 corredores en base y sólo logramos una carrera y eso es frustrante," declaró Ken Macha, el piloto de los Atléticos. "Del otro lado de la moneda hicimos buenos swings esta noche, pero pegamos el hit importante."

Las cuatro doble matanzas estableció una nueva marca de la Serie de Campeonato y empató la marca de la postemporada.

Los relevistas de los Tigres volvieron a ser un factor positivo. El dominicano Francisco Rodney lanzó la sexta entrada y séptima entradas sin permitir carreras. El relevista Joel Zumaya trabajó la octava entrada y permitió la única carrera de los Atléticos tras un rolado de Jay Payton.

El cerrador Todd Jones entró en la novena entrada y sacó los últimos tres outs del partido para preservar la victoria.

Rodríguez ligó dos imparables en cinco viajes al plato, mientras que Inge fue otro de los líderes ofensivos con tres hits (un jonrón, un doble y un sencillo) en tres viajes al plato con dos impulsadas y dos anotaciones.

El segundo partido se jugará el martes en el McAfee Coliseum con el abridor mexicano Esteban Loaiza enfrentándose a Justin Verlander de los Tigres.