ST. LOUIS - La búsqueda para el título de la Serie Mundial tendrá que esperar un día más.

El partido cuatro programado para el miércoles entre los Cardenales y los Tigres fue suspendido por lluvia. Los pronósticos indican más tormentas para los próximos dos días, pero los partidos están programados para el jueves y el viernes. El viernes era el día que se había programado para viajar.

"Mañana hay un sesenta por ciento de posibilidades de lluvia," comentó Jimmie Lee Soloman, ejecutivo de las Grandes Ligas. "No va a ser una lluvia fuerte, pero no sabemos se va estar todo el día, como sucedió esta noche."

"Lamentablemente, los pronósticos para el viernes tampoco son buenos," comentó Soloman. "Pueden haber dos o tres pulgadas de lluvia, dicen."

Soloman también indicó que puede haber partidos el sábado y el domingo en San Luis si son necesarios.

El entrenador Tony LaRussa indicó que estaba listo para jugar el miércoles, pero aceptó la decisión de las Grandes Ligas de cancelar el partido.

"Si los pronósticos hubieran sido mejores para mañana, entonces hubiera sido diferente," dijo el piloto de los Cardenales. "Pero el comisionado tenía razón, esperó hasta la nueve y se hizo todo lo que se pudo."

Los Cardenales abrirán el próximo partido como Jeff Suppan, quien estaba programado para lanzar el miércoles.

"No le molesta a alguien como Suppan," comentó Preston Wilson, jardinero de los Cardenales. "Puede lanzar con poco descanso o con más días de descanso. El ha estado en esta liga por mucho tiempo y sabe como lanzar."

Un total de 18 partidos han sido suspendidos por lluvia desde 1903, pero sólo tres desde 1981 cuando el Juego 6 de la Serie Mundial entre los Yankees y Dodgers también fue cancelado. Las últimas tres cancelaciones sucedieron en Nueva York.