ST. LOUIS - Del olvido al protagonismo, el viaje de Jeff Weaver al montículo del Busch Stadium ha estado lleno de altas y bajas.

El tendrá otra oportunidad al subirse al montículo el viernes el quinto partido de la Serie Mundial. Anthony Reyes, ganador del primer partido, fue considerado para la salida también.

"Creo que será su día para lanzar, creo," comentó Tony LaRussa, piloto de los Cardenales sobre la decisión de nombrar a Weaver como el abridor. "Creo que tiene más sentido dado la forma en que ha lanzado, y tenemos a Anthony listo para cualquier cosa."

En el segundo juego, Weaver permitió nueve hits y tres carreras en cinco entradas. Regaló una base por bolas y ponchó a cinco. Tiene un récord de 2-4 y efectividad de 4.80 en 30 salidas esta postemporada. En 21 entradas y dos tercios en la postemporada tiene un récord de 2-2 y efectividad de 4.91.

"Todos estamos listos," dijo Weaver. "Todos hemos hecho nuestro trabajo para cualquiera de las posibilidades y eso es lo que debemos hacer, estar listo para cuando nos llamen."

En cuanto a Reyes, él puede salir del bullpen. También puede abrir uno de los últimos dos partidos si es necesario. Es un lujo que tiene LaRussa.

"Hay tantas interrogantes en cuanto a esta serie, con el clima, los días," dijo LaRussa. "El va a tirar en el bullpen hot y vamos a ver como le va. Existe la posibilidad de que abre uno de los partidos en Detroit. Entonces lo vamos a tener listo."

En el primer partido de la Serie Mundial, Reyes cedió cuatro imparables y dos carreras en ocho entradas completas. El novato retiró a 17 bateadores consecutivos entre la primera y séptima entradas.

La lluvia y el hecho de que los Cardenales se han quedado en casa durante la mayoría de esta semana ha sido favorable para San Luis.

Sin embargo, LaRussa no quiere decir que es una ventaja.

"Los dos equipos están mentalizados para este serie y sé que los Tigres son uno de los mejores equipos de visitantes en ambas ligas," comentó LaRussa. "No creo que será un factor de un lado o el otro."