© 2013 MLB Advanced Media, L.P. All rights reserved.
PrintPrint

01/18/13 2:17 PM ET

Sonrisas por todos lados

José Reyes entusiasmado con su nueva oportunidad

TORONTO - José Reyes pasó por una serie de emociones cuando se enteró en noviembre de que había sido cambiado de Miami a Toronto.

Por una parte, había rabia y frustración al saber que los Marlins no habían cumplido su promesa de no incluir a Reyes en ningún canje. Pero por otra, el dominicano sintió cierto rejuvenecimiento y entusiasmo al unirse a una organización de los Azulejos que parecía estar en ascenso.

Cualquier enojo ha disipado desde el anuncio del canje; cuando fue presentado como nuevo integrante de Toronto Reyes no dejó de sonreír.

Reyes se enteró del cambio mientras estaba de vacaciones.

"Dije, '¿Sabes qué? Es mejor oportunidad estar con los Azulejos.' Todo se reduce a ganar. El equipo que vamos a poner en el terreno va a ser bueno, así que ya quiero jugar."

Cuando Reyes fue adquirido de manera oficial de Miami junto a Josh Johnson, Mark Buehrle y el también dominicano Emilio Bonifacio, representó un "palo" para el gerente general de Torono, Alex Anthopoulos. Reyes siempre había estado en la mira del ejecutivo, pero había sido un pelotero muy caro para el GG.

Eso cambió al final de la temporada del 2012, cuando los dueños de los Azulejos le dieron permiso a la gerencia del club de aumentar su nómina. Aunque el precio de Reyes había sido demasiado para Toronto el año anterior, de repente surgió la posibilidad de traer al quisqueyano al equipo canadiense.

Las pláticas con Miami empezaron con Johnson, se expandieron a Buehrle y luego se convirtieron en lo que sería el mayor canje en la historia de la franquicia una vez fue incluido el nombre de Reyes. Anthopoulos por fin había adquirido al pelotero tan anhelado.

"Antes, no teníamos las condiciones para perseguir sus servicios", dijo Anthopoulos. "No le he dicho esto, pero probablemente sea mi pelotero favorito de ver. Es alguien que uno quiere ver cuando va al estadio. Es un jugador eléctrico, de mucha energía, con una sonrisa y muchas cosas más."

Reyes le aporta a los Azulejos una serie de habilidades que hace muchos años no se ve en Toronto. Tiene un alcance por encima del promedio en el campo corto, pero probablemente más importante sería su talento en el plato y en el corrido de bases.

El jugador de 29 años batea .291 de por vida, con porcentaje de embasarse de .342 y 410 bases robadas en 10 temporadas de Grandes Ligas. Ganó el título de bateo de la Liga Nacional en el 2011 (.337), un Bate de Plata en el 2006 y ha encabezado su liga en bases robadas en tres ocasiones.

Reyes es el primer auténtico abridor de un lineup en Toronto desde que Shannon Stewart estuvo en los Azulejos-si no se cuenta la breve estadía de Rickey Henderson con el club en 1993.

Los Azulejos tuvieron el séptimo mejor ataque ofensiva de la Liga Americana en el 2012, a pesar de una serie de lesiones. Se espera que la ofensiva mejore ahora con Reyes y su compatriota Melky Cabrera poniéndoles la mesa a los también dominicanos José Bautista y Edwin Encarnación.

"Todo el mundo sabe cómo juego", dijo Reyes, a quien le quedan cinco años y US$96 millones en su contrato. "Lo que voy a hacer es tratar de embasarme y anotar muchas carreras. Es lo que vengo haciendo durante toda mi carrera y quiero seguirlo aquí. Tenemos muy buen lineup y vamos a ser peligrosos.

Hubo una época en los años 80 y 90 cuando los Azulejos eran el equipo más popular de la República Dominicana. La organización tenía una fuerte presencia en el país con Epifanio Guerrero y su equipo de escuchas que firmaron a figuras como Tony Fernández, Dámaso García, Juan Guzmán y George Bell, entre varios otros.

Así podría ser el caso la próxima temporada, ya que los primeros cuatro bateadores del orden ofensivo de Toronto son dominicano. Reyes, Cabrera, Bautista y Encarnación son las mayores estrellas, mientras que Bonifacio y Esmil Rogers podrían cumplir papeles clave en el equipo.

Es un momento de mucho entusiasmo para Canadá y la República Dominicana, ya que los fanáticos de muchos lugares han empezado a seguir de cerca a los Azulejos, uno de los grandes contendientes en el Este de la Liga Americana.

"Cuando fui a Dominicana todo el mundo me vio en la calle y me habló de los Azulejos", relató Reyes. "Vamos a contar con muchos grandes peloteros de la República Dominicana, así que va a ser emocionante allí. En mi pueblo, todo el mundo es fanático de los Azulejos ahora, así que eso es bueno."

This story was not subject to the approval of Major League Baseball or its clubs.


MLB.com