© 2013 MLB Advanced Media, L.P. All rights reserved.
PrintPrint

11/17/2013 5:44 P.M. ET

Rojos tratarán al fin de cumplir con las expectativas

ORLANDO, Florida -- Cuando la temporada terminó, el gerente general de los Rojos, Walt Jocketty, quedó con un gran sentimiento de desilusión y no podía sacar un tema de su mente.

"Sentí que no cumplimos con las expectativas y somos mejores de lo que mostramos en el último mes de la campaña, especialmente en las últimas semanas", dijo el directivo.

Por eso, comenzaron el proceso para despedir al manager Dusty Baker. ¿Habrá sido la decisión correcta? Tocará esperar hasta dentro de un año.

Los dirigentes son despedidos por muchos motivos. Para Cincinnati, fue el sentimiento general de que este grupo de jugadores debió haber logrado mucho más.

Bajo Baker, los Rojos llegaron a la postemporada en tres de las últimas cuatro temporadas, pero perdieron en el Juego del Comodín este año y fueron eliminados en la Serie Divisional de la Liga Nacional en el 2010 y 2012.

Parecen tener el suficiente talento para ganar un campeonato. Durante trechos, jugaron como un equipo que podía salir campeón. Pero cuando aumentó la presión y toda la atención estuvo sobre ellos, no dieron la cara.

"Es frustrante", señaló Jocketty. "Esa es la palabra correcta para describirlo. En uno de los últimos dos años debimos haber llegado más lejos".

Planeó dirigir una larga y extensa búsqueda para un nuevo piloto, y había juntado una larga lista de candidatos. Estaba en el proceso de condensarla cuando su teléfono comenzó a timbrar.

Varios equipos solicitaban reunirse con su coach de pitcheo Bryan Price para sus vacantes en el puesto de capataz. Así que Jocketty decidió comenzar su propia búsqueda entrevistando a alguien que conocía mejor que cualquier otro candidato que llegara fuera de la organización.

Conocía a Price como un hombre inteligente, motivado, de muchas ideas y alguien que podía traer un toque adicional de urgencia al clubhouse. Price tuvo una entrevista formal con Jocketty y sus asesores, y luego se reunió con el dueño de los Rojos, Bob Castellini.

No tuvieron que buscar más.

"El dueño y yo estuvimos tan impresionados que no vimos motivos para platicar con otros candidatos", manifestó Jocketty. "Es su liderazgo. Su preparación. Tiene una manera de expresarse y decirle a los muchachos exactamente cuáles son sus papeles y cómo preparase para ellos. Creo que eso es lo que buscan nuestros muchachos".

En el 2014, los Rojos serán diferentes en otras maneras. Aún podrían tener lo suficiente para llevarse un título, pero Jocketty tiene trabajo por hacer y tomar algunas decisiones.

Una de ellas será determinar cúal es la mejor manera de emplear al serpentinero cubano Aroldis Chapman.

"Es algo que tenemos que contemplar y ver qué le conviene a Chapman y a los Rojos", declaró Jocketty.

También está la situación del intermedista Brandon Phillips, quien parece estar disponible para un cambio luego de quejarse por la manera en que fue tratado diferente al inicialista Joey Votto durante las negociaciones de su contrato.

Jocketty indicó que el inconveniente se resolvió casi inmediatamente y ya quedó en el pasado. Pero los Rojos claramente están atendiendo ofertas por Phillips.

Sin importar lo que suceda con Phillips, los Rojos de nuevo serán contendientes y posiblemente lleguen a los playoffs por cuarta vez en los últimos cinco años. Sin embargo, ahora esperan escribir un final diferente.

 

This story was not subject to the approval of Major League Baseball or its clubs.


MLB.com